Turquía es un país con una cultura llena de costumbres arraigadas en su sociedad que proceden de diferentes pueblos ancestrales como los otomanos. Algunas de ellas pueden resultar raras para las personas que no las conocen, pues son distintas a las de otros países. En este artículo, te mostramos algunas de las más importantes en la actualidad.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

Las mujeres

La situación de las mujeres en Turquía y las costumbres que éstas siguen depende de la zona del país a la que nos dirijamos. Mientras que en las ciudades algunas se cubren el pelo y otras no, en las zonas rurales todas lo hacen.

Asimismo, aunque las mujeres tengan derecho a voto desde 1927 y sean iguales que los hombres ante la ley, en las áreas rurales su situación es bastante diferente, pues apenas pueden salir de casa, sobre todo si es solas. Además, no son extraños los asesinatos de honor por haber deshonrado a la familia.

En todo el país, aproximadamente el 30,5% de las mujeres trabajan, un porcentaje bajo comparado con la cantidad de hombres que lo hacen. Además, alrededor del 42% sufren violencia doméstica.

Tirar agua

Cuando una persona se va de viaje, es típico lanzar agua al suelo, normalmente justo después de que el coche se vaya. No se hace con un recipiente en particular, puede ser un vaso, una jarra, etc.

Este acto simboliza el deseo de que el viaje vaya bien, que tanto la ida como la vuelta fluyan de forma suave como lo hace el agua. Aunque pueda resultar raro, es un acto que siguen haciendo turcos de todas las edades cuando un ser querido se va de viaje.

Bodas

Para que dos personas se casen, el primer paso es la pedida de mano, momento en el que la familia del novio va a la de la novia para hablar y formalizar el acuerdo. Tras ésta, se hace una fiesta en la misma casa para anunciar el compromiso y darle a la mujer el taki, una especie de anillo de compromiso.

El día anterior a la boda, las mujeres organizan la noche de la henna. En ella, pintan con henna las manos y los pies de la novia, que lleva un velo de color rojo. Además, se baila y se cantan canciones con el objetivo de hacer llorar a la protagonista del evento.

La familia de la novia es la encargada de pagar todos los gastos de la boda, aunque la del novio puede ayudar.

Por otro lado, antes del día de la celebración, también se exhibe la dote, formada por ropas, joyas y objetos para la casa. Primero se pone en casa de la mujer y, después, en la del hombre.

La boda puede ser religiosa o civil. La religiosa es más tradicional y es el imán el encargado de llevar a cabo el casamiento, pues es el responsable de dirigir la oración para los musulmanes. Como curiosidad, al final de una boda civil, es típico que la mujer pise al marido. En ocasiones, para ir a la ceremonia se hace una procesión desde la casa de la novia.

Durante la celebración, los novios se ponen una cinta roja alrededor del cuello para que los invitados aten sus regalos, que por lo general suelen ser monedas de oro de mayor o menor tamaño.

Matrimonio y familia

En Turquía es ilegal el matrimonio con menores de 18 años. En las zonas rurales son las familias quienes eligen con quién se casa su hijo o hija, hecho que en las ciudades ya no suele ocurrir. Cada vez, la edad de casamiento suele ser más avanzada debido a los estudios universitarios y el servicio militar obligatorio.

La poligamia no es frecuente, ya que es ilegal en el país, pero el islam sí que permite que un hombre se case con hasta cuatro mujeres. No obstante, está bastante mal visto.

En algunas partes rurales se siguen dando algunos matrimonios característicos. Por ejemplo, es posible que una viuda se case con su cuñado para así dar mayor estabilidad a sus hijos.

Fin de año y festivos

El 1 de enero es fiesta oficial en Turquía debido a la llegada del Año Nuevo. En grandes ciudades como Estambul se organizan diferentes fiestas, aunque no es un festejo tradicional del país. No es típico celebrar la Navidad, pues apenas hay población cristiana.

Otra fecha destacada es el 23 de abril, Día de la Infancia y la Soberanía Nacional. Es una fiesta en la que los protagonistas son los niños. Es la festividad más antigua del mundo dedicada a éstos, pues se celebra desde 1920.

Aunque Turquía sea oficialmente un Estado laico, la gran mayoría de la población es musulmana, por lo que también hay que tener en cuenta otros momentos importantes del año como el Ramadán.

Funerales

Cada cultura guarda unas tradiciones distintas respecto a la muerte de una persona. En el caso de la turca, es típico repartir un dulce llamado halva entre los asistentes al entierro.

En Anatolia, la parte asiática del país, el entierro se formaliza 14 o 15 horas después de la muerte de una persona, que se suele vestir de blanco. El funeral se celebra en el cementerio o la mezquita y, por lo general, las mujeres no pueden asistir.

Después se va hasta el lugar donde se va a enterrar a la persona y los asistentes dan las condolencias a los familiares. En algunas aldeas, en la casa del fallecido no se cocina durante dos o tres días, por lo que los vecinos llevan comida a la familia.

Café turco

El café a la turca es una forma especial y artesanal de preparar esta popular bebida y, por eso, está declarada Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la Unesco.

Éste suele ser espeso, va en una taza pequeña y se acompaña de un vaso de agua. Además, en ocasiones, también puede ir con algún dulce, como el rahat lokum o delicia turca.

Una vez bebido, como puedes ver en la siguiente imagen, en el fondo de la taza queda un poso. Tradicionalmente, la gente experta en esta bebida puede leerlo y hablarte de tu futuro y la suerte que te espera.

Ojo turco

El ojo turco, conocido en turco como nazar boncuk, es un símbolo que en Turquía se encuentra en todas partes: tanto en las casas como en los coches, la bisutería, la decoración, etc.

Se supone que este amuleto es una protección contra el mal de ojo. Por ello, cuando nace un bebé, también es costumbre darle uno. Es típico de otros países como Grecia desde hace miles de años.

Tradiciones culinarias

La gastronomía turca es variada, una mezcla entre la cocina árabe, persa e india. En ella abundan el aceite de oliva, las verduras, la carne y el pescado, pero no se suele cocinar cerdo.

Los meze son aperitivos típicos que se sirven en los meyhane, una especie de tabernas. En ocasiones se acompañan con raki, una bebida alcohólica elaborada con anís. Entre los diferentes ingredientes que encontramos en estos platos están la berenjena, el queso y el pollo. También son tradicionales las sopas, como la de yogur.

Los turcos acostumbran a desayunar de forma variada. Paran a comer a medio día y cenan por la tarde en familia. Dentro de sus hábitos alimenticios está el de beber té durante todo el día.

Hábitos de consumo

Cuando realizan una compra, para los turcos es importante la calidad. Asimismo, los jóvenes tienen gustos occidentales y utilizan la tecnología para adquirir nuevos productos.

Otra costumbre arraigada en su cultura es la de regatear. Las negociaciones pueden llegar a ser largas y es común que el vendedor ofrezca un té al comprador, aunque finalmente no adquiera nada.

Por otro lado, a los turcos les gusta el narguile o pipa de agua, una forma tradicional de fumar tabaco de varios sabores. En algunos bares y cafeterías es posible probarlo.

Uno de los objetos más típicos de este país son las alfombras, que se caracterizan por su calidad y los estampados tejidos en ellas. Es uno de los recuerdos más vendidos a los turistas.

Comportamiento social

Dentro de los usos y costumbres de Turquía, a la hora de saludarse, las personas del mismo sexo se dan dos besos en las mejillas. Si se quiere mostrar respeto hacia una persona mayor, se besa su mano y se coloca en la frente. A los desconocidos se les da la mano.

Cuando los turcos se dirigen a una mujer joven, utilizan la palabra hanim y bey para los hombres. Si son mayores, son entonces abla y agabey. Asimismo, si hay diferencia de edad, la mujer es teyze y, el hombre, amca. Esta palabra se pone justo detrás del nombre de pila.

Los habitantes de Turquía son personas hospitalarias que siempre invitan a entrar a su casa a los visitantes. Además se les ofrece café o té, que se debe aceptar si no se quiere causar una mala impresión. Si te invitan a comer, deberás probar un poco de todos los platos que saquen.

El hammam

El hammam o baño turco es un lugar con siglos de tradición que sigue utilizándose en la actualidad para relajarse. Éste está compuesto por estancias distintas. En algunas de ellas puedes recibir un lavado o masaje. Históricamente, era un lugar de reunión.

Si viajas a alguna ciudad turca como Estambul o Ankara podrás encontrar baños turcos incluso dentro de los propios hoteles, pues hay una importante oferta para los turistas.

Este artículo ha sido compartido 53 veces. Hemos dedicado muchas horas para recopilar esta información. Si te ha gustado, compártelo, por favor:

Finalmente, hemos seleccionado el artículo anterior y siguiente del bloque "Diversidad cultural" para que puedas seguir la lectura: