Para poder disfrutar con tranquilidad de un viaje, debemos tomar todas las precauciones necesarias para que nosotros y nuestros acompañantes tengamos una estadía segura fuera del país. Siendo lo más recomendable adquirir un seguro médico de viaje sobre todo para aquellos países donde la atención a extranjeros sólo se da en clínicas privadas de precios muy elevados o donde la asistencia médica no es de buena calidad y el viajero termina siendo repatriado en caso de enfermedad o accidente.

Aunque uno no piensa en enfermedades o accidentes al viajar solo o con la familia, es recomendable adquirir un seguro médico de viaje porque:

Los seguros médicos que brindan las compañías tienen cobertura a nivel mundial (teniendo que realizar un pago extra si el destino se encuentran en conflicto bélico) por lo que podremos ser atendidos en cualquier país ya sea por motivos de enfermedad o accidentes.

Contaremos con una amplia oferta de clínicas y médicos particulares a los que podremos acceder de necesitar apoyo médico. Nosotros elegiremos el centro hospitalario de nuestra preferencia y contaremos con consultores por si requerimos orientación sobre instalaciones médicas y tratamientos a los que podemos acceder.

Podremos acceder a servicios de emergencia que brindan asistencia médica durante las 24 horas del día.

Si no contamos con suficiente dinero para cubrir los gastos de atención, el seguro se encargará de cubrir los mismos de forma directa al centro hospitalario donde nos encontramos. Podremos solicitar las direcciones y nombres de profesionales de la salud que hablen nuestro idioma.

El seguro médico de viaje también cubre riesgos si es que tenemos un accidente realizando algún deporte de aventura o alto riesgo, aunque, en ningún caso por accidente en motos, carreras de coches o competiciones de alta velocidad.

En caso de fallecimiento, el seguro médico de viaje cubrirá la repatriación del beneficiario del seguro a su país de origen.

Al contratar un seguro médico de viaje no debemos olvidar: Solicitar información sobre los convenios de asistencia sanitaria que tiene el seguro entre el país de origen y de destino; revisar cuales son las condiciones del seguro médico de viaje que vamos a contratar y cuál es la cobertura; adquirir un seguro médico de viaje especial si tenemos como destino un país con elevados riesgos sanitario; y, aprender los procedimientos a seguir si debemos solicitar asistencia y reembolsos.

Finalmente, nunca olvidar llevar en el equipaje de mano, una copia del certificado del seguro médico de viaje y los datos de contacto de la compañía.