París es la capital de Francia y una de las ciudades más demandadas para viajar por turistas de todo el mundo. Aquí encontrarás una completa guía turística en español con lo imprescindible para tu viaje: alojamiento, restaurantes, barrios, principales lugares turísticos y mucho más.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

Información general

París, capital de Francia, es la ciudad con mayor número de habitantes del país. Atravesada por el Río Sena, cuenta con una ubicación privilegiada al norte de Francia. Su parte más antigua está constituida por dos islas: Île Saint-Louis y la Isla de la Cité.

Se la conoce con el sobrenombre de “Ciudad de la Luz” (en francés, Ville lumière) debido a su fama como centro de las artes y la educación dentro del continente europeo, y también por haber sido de las primeras en disponer de un extenso alumbrado urbano.

ç

Las cifras de turismo por año en París se sitúan de forma sistemática entre las más elevadas, junto a grandes capitales mundiales como Londres o Nueva York. La media anual de visitantes extranjeros es de 15,5 millones.

La inmensa mayoría de turistas procede de Europa, en especial de Reino Unido, seguidos de estadounidenses, alemanes e italianos. Por otro lado, los asiáticos también eligen París como su destino de vacaciones, en especial los turistas japoneses y chinos.

Además, desde septiembre de 2014 los hoteles de París cobran una tasa turística de 2 € por persona y noche. Está destinada a financiar la red de transportes metropolitanos de la ciudad.

Si deseas conocer más datos e información relevante para visitar la capital de Francia, te recomendamos visitar la página oficial de turismo en París haciendo clic en este enlace.

Principales barrios

París se divide en un total de 20 distritos municipales o arrondissements. El número de cada distrito aparece indicado con los dos últimos dígitos de los códigos postales de la ciudad y suelen escribirse con números romanos, es decir, desde el I hasta el XX.

En los alrededores recomendamos visitar el Palacio de Versalles, el Castillo de Fontainebleu, el Monte Saint-Michel, el Castillo de Cheverny o el pueblecito de Trouville-sur-Mer.

No obstante, existen una serie de barrios de especial importancia e interés para el turista extranjero. Éstos son:

Barrio Latino

Su nombre debe su origen a la Edad Media, cuando era la zona donde se hablaba latín exclusivamente. Es una de las principales zonas de marcha. Aquí se encuentran el Palacio y los Jardines de Luxemburgo y la popular librería Shakespeare and Company.

Montparnasse

Aquí se hallan las famosas Catacumbas de París, el cementerio de Montparnasse y la Torre Montparnasse. Es una zona residencial y comercial sobre todo. Está situado en la orilla izquierda del río Sena, específicamente entre el Boulevard de Montparnasse y el Boulevard Raspail.

Es una zona conocida por sus bares y cafeterías, así como el elevado número de restaurantes especializados en comida bretona.

Montmartre

Es uno de los barrios más culturales de París, con el Sacre Cœur y el Moulin Rouge, entre otros, como los principales puntos de interés turístico.

La Basílica del Sagrado Corazón es otro de los puntos clave que no pueden faltar en tu itinerario. En francés llamada Basilique du Sacré-Cœur, es uno de los templos religiosos más importantes de Francia. Está dedicada al Sagrado Corazón de Jesús. Su arquitectura está inspirada al mismo tiempo en los estilos bizantino y romano.

Île de la Cité

Aquí tuvo lugar la fundación oficial de París como ciudad. En este barrio se sitúan atracciones tan importantes como la Catedral de Notre Dame, Le Conciergerie y la Sainte Chapelle, así como los principales restaurantes y cafeterías.

Trocadero

Es el lugar que alberga la inconfundible Torre Eiffel y el jardín Campo de Marte, desde el que se pueden tomar las mejores fotos de la torre. Es el espacio urbano más amplio de la ciudad.

Los Jardines del Trocadero son uno de los lugares más frecuentados por los turistas. Su estilo inglés compuesto por varias especies de árboles (entre ellas, hayas y castaños), además de las excelentes vistas de que se puede disfrutar desde ellos, hacen que sean un lugar ideal para hacer una parada y reponer fuerzas.

Butte aux Cailles

Si lo que deseas es conocer la cara más alternativa y bohemia de París, el barrio de Butte Aux Cailles está lleno de artistas callejeros, gente joven de estilo hipster y, en general, un aire vintage. Las calles recomendadas son: Rue Daviel, Rue des Cinq Diamants y Place Paul Verlainn.

Gastronomía

En París, como capital francesa, se puede encontrar una amplia gama de productos gastronómicos tanto locales como importados de cada una de sus regiones.

Las principales comidas típicas de Francia son:

  • Confit de pato: carne de pato mezclada con ajo y sal. Se toma tras haberla dejado reposar en la nevera durante 36 horas.
  • Coq au vin: pollo acompañado de verduras variadas, laurel y vino.
  • Ratatouille: verduras variadas fritas y servidas en un mismo plato.
  • Quenelle: pasta de sémola mezclada con leche, huevo y harina, y acompañada de carne de ternera o ave. Se sirve con salsa bechamel.

Para los amantes del queso, Francia cuenta con una variedad casi interminable de quesos: camembert, roquefort, brie, vieux boulogne… Estos son tan solo algunos de los más importantes, pero sin duda en París podrás degustar tantos tipos como desees.

Por otro lado, la repostería es otra de las especialidades de la cocina francesa. Los crepes son probablemente el postre más conocido a nivel internacional, pero en la ciudad de la luz también encontrarás otras exquisiteces tales como:

  • Macarons: galletas de múltiples sabores y colores hechas con clara de huevo, almendra molida y azúcar.
  • Tarte tatín: tarta de manzana en la que los trozos se caramelizan con azúcar y mantequilla.
  • Financiers: bizcochos que se suelen tomar para acompañar el té.
  • Pain d’épices: es una versión similar al pan de jengibre en la que se añade una gran cantidad de miel y especias, sobre todo anís y jengibre.

Si deseas degustar sus panes o bollería típica, debes saber que a lo largo de la ciudad hay más de 350.000 panaderías y pastelerías. Las más famosas son las que mencionamos a continuación: Laduree, famosa por sus macarons; Pierre Hermé o La Pàtisserie des Rèves, cuya especialidad son las tartas Saint Honoré o París Brest.

Dónde dormir

Encontrar hospedaje en París es una tarea sencilla si se planifica con tiempo. Las opciones son variadas, aunque en general se recomienda alojarse en hoteles. No obstante, existen otras opciones low cost muy recomendables sobre todo si se viaja en familia.

Los hoteles más económicos se sitúan en los alrededores del aeropuerto Charles De Gaulle, ubicado a 25 km al noreste de París. La mayoría están muy bien comunicados con el centro, ya sea en metro o taxi. Por esta zona, el precio de la habitación ronda los 33 euros por noche.

Si lo que buscas es una zona más céntrica, el área de los Campos Elíseos es muy aconsejable y cuenta con varios hoteles y aparthoteles, tanto de categoría estándar como de lujo. En esta zona los precios son algo más elevados, con una media de 45 €/noche en una habitación doble.

La mayoría de hoteles ubicados en el centro de París disponen de restaurante y cafetería y están muy bien comunicados con las principales atracciones turísticas de la ciudad tanto en autobús como en metro. El desayuno y la cena suele ser estilo buffet.

También hay varios albergues que cuentan con muy buenas opiniones de usuarios que se han alojado allí previamente. Regent’s Hostel, Perfect Hostel o The 3 Ducks son buenos ejemplos de ello. Con un precio medio de unos 23 euros la noche, son una opción ideal para personas jóvenes.

Dónde comer

París es una ciudad idónea para hacer turismo gastronómico. No obstante, debes tener en cuenta que existen tres tipos de restaurantes en la capital francesa dependiendo del tipo de comida que desees degustar:

  • Brasseries: sirven comidas no tan elaborados como en los restaurantes. Suelen abrir las 24 horas.
  • Cafeterías: ideales para hacer una parada y tomar café, té o un aperitivo.
  • Bistrot: son restaurantes pequeños de ambiente familiar. Cuentan con menú diario, que se encuentra escrito en una pizarra o cartel a la entrada al local. Los precios son más económicos (desde 11 €).
  • Restaurantes tradicionales: especializados en servir platos típicos de Francia, incluyendo comidas tradicionales de otras regiones francesas. Los precios rondan los 25-50 € de media.

Las brasseries más populares son Lip, Tilsitt y Pente Douce. La principal ventaja de cada una de ellas es que se encuentran en zonas muy céntricas: el barrio de Saint Germain, los Campos Elíseos y el área próxima a la iglesia del Sagrado Corazón.

En cuanto a los restaurantes tradicionales, en la Cordonnerie encontrarás comida muy variada y una atención impecable, con precios bastante asequibles (entre 19 y 25 euros por persona). En Goumard son especialistas en langosta bretona y ostras con carpaccio si lo que te gusta es la comida de mar.

Vida nocturna

La oferta de diversión y ocio nocturno es una de las más variadas de Europa y se adapta a todos los gustos. Los principales pubs, cafés y discotecas se reparten entre los barrios más importantes.

En el barrio de Saint Germain, en concreto en el Boulevard Saint Germain, se pueden encontrar los locales más modernos. Es una buena ocasión para mezclarse con los parisinos.

Si lo que buscas son locales destinados a un público más joven, entonces te recomendamos moverte entre Marais y Bastille, sobre todo por la zona de la Rue de Roquette. En Opera y Palais Royal los locales suelen cerrar a altas horas de la madrugada.

La zona más chic para salir de marcha se sitúa en los Campos Elíseos y el Trocadero, con locales VIP enfocados a gente más selecta.

Por otro lado, en la zona de Montmarte se puede hallar un ambiente más liberal y alternativo, con una amplia oferta de espectáculos de cabaret enfocados a un público adulto.

Cómo moverse

Son muchas las opciones disponibles para moverse por la capital francesa. El metro suele ser la opción preferida tanto por turistas como por parisinos, dado que es el medio más rápido y cómodo. El horario es de 5:30 a 1:00 de lunes a jueves, y hasta las 2:00 los viernes y sábados.

En cuanto al autobús, París cuenta con más de 60 líneas diurnas y otras 40 nocturnas. Una de sus principales ventajas es que se puede ver el paisaje urbano conforme nos desplazamos a nuestro destino. Muchas líneas atraviesan el casco antiguo o los muelles del Sena.

El horario de autobuses varía según la línea, aunque por lo general circulan de 7:00 a 20:30. No obstante, las principales pueden llegar a estar disponibles hasta las 00:30 horas. Los autobuses nocturnos se llaman Noctilien y operan de 00:30 a 7:00 de la mañana.

París cuenta también con varios buses turísticos gestionados por varias empresas. Una de las más conocidas es Paris OpenTour, de color amarillo y azul. La principal ventaja es que puedes subir y bajar todas las veces que quieras mientras que el billete esté vigente. El precio de un día para adultos es de 32 € y de dos días 36 €.

Otra opción muy recomendable es moverse en bicicleta. El carril bici de París abarca 300 kilómetros. Se puede disfrutar de la capital de Francia desplazándonos con una bicicleta alquilada. Muchas compañías de alquiler ofrecen la posibilidad de contratar un guía privado.

RER (Réseau Express Régional) es el nombre de la red de trenes regionales, que en muchas ocasiones complementan algunos trayectos en metro por el centro de la ciudad. Se recomienda viajar en RER hacia puntos como Disneyland, Versalles o el aeropuerto Charles De Gaulle.

Dependiendo de la duración de tu visita, podría interesarte hacerte con una tarjeta Paris Visite, la cual permite hacer uso del transporte público de París de forma ilimitada. Está disponible para periodos de 1, 2, 3 o 5 días desde un precio de 11,15 € (varía por zonas).

Qué ver y hacer

Si tu estancia en París va a ser de tan solo un fin de semana (2-3 días), los puntos que no pueden faltar en tu itinerario son los que se encuentran en pleno centro de la ciudad y ofrecen la oportunidad de hacer turismo histórico al mismo tiempo:

  • Museo del Louvre
  • Catacumbas de París
  • Moulin Rouge
  • Torre Eiffel y Campo de Marte
  • Arco del Triunfo
  • Campos Elíseos

Cuando la visita supera los 4 días (viajes de 5, 6 y 7 días), el abanico de posibilidades se amplía y dispondremos de más opciones para conocer no solo el centro, sino los alrededores de la ciudad. Versalles se encuentra a casi 1 hora de París en RER y es una de las visitas más recomendadas, sobre todo en primavera y verano.

Para aquellas familias que viajen con niños pequeños, Disneyland Paris es el lugar ideal para que todos exprimáis el viaje al máximo. Lo bueno es que se encuentra a 30 km de París, por lo que es posible combinar el turismo urbano y disfrutar de este parque temático si tu viaje va a durar como mínimo una semana.

Conocida también como “la ciudad del amor”, París es un destino ideal para viajar en pareja. Uno de los puntos clave es el famoso puente de los candados, conocido como Puente de las Artes o Pasarela Léopold Sédar Senghor, frente al Museo D’Orsay, donde miles de parejas de novios han sellado ya su amor. Dar un paseo romántico en barco por el Río Sena es otra posibilidad.

Los aficionados a ir de compras pueden disfrutar de las impresionantes Galeries Lafayette Haussmann, la mayor superficie comercial del mundo occidental y el principal centro comercial de Europa. Gran parte de la clientela que recibe son turistas chinos, seguidos de estadounidenses y japoneses.

El buen gusto francés o savoir-faire es una de las principales características de los productos que se pueden hallar en esta gran superficie comercial. Lujo, sobre todo en los departamentos de perfumería y complementos, es lo que encontrarás. Vale la pena visitarla en Navidad, cuando se enciende el alumbrado y se planta un árbol gigante en el centro de la galería, cuya altura alcanza hasta la última planta.

Seguridad

Varios han sido los ataques terroristas que ha sufrido la capital francesa en el último siglo. Una de las peores tragedias vividas por los parisinos ocurrió en las oficinas del seminario Charlie Hebdo el 7 de enero de 2015.

Doce personas y once heridos fue el resultado de esta masacre en la que los asaltantes fueron identificados como miembros del grupo terrorista Al-Qaeda. Tras la catástrofe, personas de todo el mundo se unieron a la causa en redes sociales y otros medios con la frase Je suis Charlie (“Yo soy Charlie”).

En noviembre de 2015 tuvo lugar otro ataque, esta vez en el suburbio de Saint-Denis, a manos de varios atacantes suicidas. Los atentados fueron más tarde reivindicados por la organización yihadista Estado islámico.

Todo ello, además del atentado de Niza del 14 de julio e 2016 o el ocurrido en Bélgica el 22 de marzo de 2016, han hecho que se deba extremar el nivel de seguridad ciudadana en París ante el riesgo de otro posible ataque.

Actualmente está en vigor el nivel más elevado del plan Vigipirate de seguridad nacional en toda la región de la Île-de-France (París). Esto implica protección máxima y medidas excepcionales de seguridad en los principales lugares públicos.

Por todo ello, se puede continuar viajando a París sin ningún tipo de restricción y la situación que encontraréis en la ciudad será de absoluta normalidad.

Cuándo viajar

Como en la mayoría de países europeos, los mejores meses para visitar París son junio, julio y agosto. En esta época del año el clima es más tolerable, con una media de 25 °C y días soleados.

Debes saber que son los meses más caros por estar en temporada alta, así como los momentos del año donde mayor concentración de turistas y, por tanto, más colas habrá en los principales puntos de interés turístico. Por ello, recomendamos reservar las entradas a las Catacumbas o la Torre Eiffel con un mes de antelación como mínimo.

No obstante, si prefieres disfrutar de sus diferentes atracciones turísticas sin agobios ni grandes masificaciones, entonces el otoño y la primavera son las estaciones ideales, en especial en octubre-noviembre y abril-mayo.

Si vas a visitar París en Navidad, a continuación te damos algunos consejos útiles para que tu viaje sea todo un éxito:

  • Busca un paquete promocional de vuelo + hotel con antelación; de esta forma el vuelo podría salirte más económico.
  • Existen tours para ver el alumbrado navideño en las principales calles de París. Es una muy buena opción para evitar las grandes aglomeraciones en horas punta.
  • Se puede comer barato en alguno de los mercadillos navideños al aire libre que recorren los Campos Elíseos.
  • Si decidís patinar sobre hielo y vais con niños, buscad alguna de las pistas donde está permitido el acceso gratuito para los más pequeños.
  • No olvidéis que muchos restaurantes permanecen cerrados tanto el día 25 de diciembre como el 1 de enero (Año Nuevo), por lo que reservad con tiempo de sobra si no queréis quedaros sin plan.

Por su parte, viajar en verano tiene la ventaja de que puedes caminar y caminar para desplazarte de un punto a otro de la ciudad sin necesidad de gastar dinero en transporte, lo que te ayudará a reducir el presupuesto para tu viaje.

Este artículo ha sido compartido 83 veces. Hemos dedicado muchas horas para recopilar esta información. Si te ha gustado, compártelo, por favor:

Finalmente, hemos seleccionado el artículo anterior y siguiente del bloque "Guías turísticas" para que puedas seguir la lectura: