La civilización maya dejó una huella muy profunda en diferentes partes de México y América Central. El Imperio conformado por este pueblo fue extenso y cuando llegó el ocaso, distintos yacimientos arqueológicos salieron a la luz. Esto ha permitido que muchos investigadores y entusiastas por los restos arqueológicos encontraran vestigios históricos de gran relevancia dentro de las ruinas mayas.

Una de las ciudades mayas más importantes dentro del actual territorio mexicano es Cobá. Cobá es una urbe que en su momento ejerció mucho poder dentro del Imperio, especialmente en lo que respecta a control económico y militar. El sitio se encuentra cerca de Chichen Itzá (a sólo 90 kilómetros) y sus descubridores necesitaron de mucho trabajo para llegar hasta allí.

En su momento de esplendor, Cobá fue una ciudad con más de cuarenta millas de extensión y los registros arqueológicos indican que habría tenido alrededor de 50 mil habitantes. Su principal poderío era el económico, ya que la urbe tenía el control sobre una de las mejores zonas agrícolas del Imperio. Con el paso de los años se modificaron los métodos económicos del pueblo maya y Cobá fue quedando relegada.

Un punto a resaltar dentro de las ruinas mayas de Cobá es que todavía mantiene en pie algunos de sus templos y construcciones de mayor porte. Entre los atractivos turísticos más importantes de las ruinas de Cobá, sobresaliendo la Pirámide de Nohoch Mul, cuyo punto más alto se encuentra a 42 metros de altura.

Además, hay que resaltar que Cobá fue importante en la vida religiosa de los mayas; era sede de rituales para los dioses; y, los arqueólogos indican que los estudios de Cobá se han visto históricamente demorados debido a las dificultades para acceder hasta esta región, aunque, fue justamente la espesura de la selva la que impidió que los colonizadores ingresaran a esta ciudad y permitió que Cobá se mantuviera intacta hasta su descubrimiento a principios del siglo XX.

Actualmente Cobá es un punto visitado por los turistas aventureros y aficionados al turismo verde, los mismos que se acercan hasta el estado de Quintana Roo, en México, para observar estas ruinas.