El riesgo más destacado del hecho de volar estando embarazada es el de la trombosis venosa, que se da al estar demasiado tiempo sentada en un lugar estrecho. No obstante, se puede evitar si se llevan a cabo determinadas acciones, como adquirir unas medias de compresión o caminar cada cierto tiempo. Tienes toda la información en: “Viajar embarazada: ¿Es recomendable ir en avión?“.

Tienes toda la información en: "Viajar embarazada: ¿Es recomendable ir en avión?".