Si un marroquí te invita a comer, es posible que la comida sea bastante abundante. Por eso, no es de mala educación no acabársela. Antes de empezar, hay que esperar a que el anfitrión pronuncie una oración. Tienes toda la información en: “Tradiciones del mundo: costumbres culturales y sociales“.

Tienes toda la información en: "Tradiciones del mundo: costumbres culturales y sociales".