La cocina francesa es una de las más valoradas del mundo. Uno de sus platos estrella es el famoso crepe (escrito en francés crêpe), un producto de fácil elaboración y que se puede hacer de diferentes maneras. En este artículo, te explicamos cómo preparar crepes franceses y te damos curiosos datos sobre ellos.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

Índice del artículo

La gastronomía francesa: los crepes

Receta

Los ingredientes necesarios para preparar crepes tal y como lo hacen los franceses son los siguientes:

  • 250 g. de harina
  • 4 huevos
  • 500 ml. de leche
  • 50 g. de mantequilla
  • 1 cucharada de aceite
  • Sal
  • Azúcar
Si quieres que el crepe sea dulce, la harina utilizada en Francia para esos casos es la de trigo candeal. Para los crepes salados se emplea la harina de trigo sarraceno.

Para darles un sabor diferente, algunas personas también añaden a los ingredientes ron o algún tipo de licor. El primer paso para la elaboración es ir echando a la harina la leche, los huevos, la sal y la azúcar. Se bate todo esto a mano, con una batidora o con una Thermomix.

Se deja reposar la masa durante una hora. Después, se unta mantequilla en una sartén y esperamos a que esté caliente. Tras esto, echamos un cucharón sopero de masa y la repartimos por toda la sartén.

Hay que calentar la masa a fuego lento durante aproximadamente un minuto y después, con cuidado, darle la vuelta y volverlo a dejar otro minuto. Una vez que el crepe esté dorado por ambos lados, lo sacamos.

Esta acción de untar la mantequilla y echar la masa se repite hasta que se acaben los ingredientes. Con las cantidades aquí indicadas, tendremos aproximadamente ocho crepes.

Las personas que se dedican profesionalmente a elaborar crepes cuentan con máquinas especiales para prepararlos, aunque éstas se encuentran cada vez más al alcance de cualquier persona. Las hay de distintos tamaños y pueden ser eléctricas o de gas.

Tipos

Las combinaciones de sabores que se pueden hacer en cuanto al relleno del crepe son numerosas. No obstante, hay algunas que son más populares y tienen su propio nombre, como las siguientes:

Suzette
el relleno es de beurre Suzzette o mantequilla Suzette, elaborada con mantequilla, azúcar, zumo de naranja y el licor de naranja conocido como triple sec.
Au sucre
se sirve con azúcar espolvoreada y zumo de limón.
Au beurre salé
el relleno es a base de una especie de mantequilla salada.
À la crème pâtissière
lleva crema pastelera y frutos secos.
Norvégienne
el ingrediente que lo hace especial es el salmón ahumado.

Aparte de estos, uno de los crepes que más triunfa entre los más golosos es el relleno de chocolate o de alguna crema de cacao como Nutella. Por otro lado, si lo que buscas es cuidarte, también hay algunas opciones de crepes integrales o light.

En este tipo de comida también se llevan a cabo innovaciones. Por ejemplo, uno de los que más se está poniendo de moda es el que lleva té verde matcha, lo que hace que el crepe sea de ese color.

Historia

Para hablar del origen de los crepes nos tenemos que remontar a la época de la Edad Media, cuando comenzaron a cocinarse en Bretaña, al oeste de Francia. Esta comida era ideal para los campesinos, pues era fácil de transportar.

Desde entonces los crepes han sido un plato típico de la gastronomía francesa. Tanto es así, que existe un día especial para ellos: el 2 de febrero, durante la fiesta de la Chandeleur o la Candelaria, la tradición es cocinar y comer crepes.

Aunque los crepes son típicos de Francia, en la actualidad se consumen en diferentes países. Por ello, podemos encontrar restaurantes especializados en España, Argentina o México, entre otros territorios.

Este artículo ha sido compartido 106 veces. Hemos dedicado muchas horas para recopilar esta información. Si te ha gustado, compártelo, por favor:

Finalmente, hemos seleccionado el artículo anterior y siguiente del bloque "Platos típicos del mundo" para que puedas seguir la lectura: