En algunas regiones italianas como Nápoles, Sicilia o Calabria existe una costumbre milenaria de lo más extraña y curiosa: arrojar muebles o utensilios en desuso por la ventana una vez ha entrado el año nuevo. Es una manera de simbolizar el desprendimiento de todo lo malo que puedo traer consigo el año que se va. Tienes toda la información en: “Italia y sus costumbres“.

Tienes toda la información en: "Italia y sus costumbres".