En Egipto encontramos una zona de desierto que es blanca, no por la nieve, sino por la piedra caliza que lo forma. El viento ha ido modelando estas rocas, lo que nos deja con un paisaje diferente al que estamos acostumbrados a ver. Tienes toda la información en: “15 sorprentes curiosidades sobre el desierto del Sáhara“.

Tienes toda la información en: "15 sorprentes curiosidades sobre el desierto del Sáhara".