El Sáhara es un desierto único en el mundo, tanto por su tamaño como por el ecosistema que se ha creado en él. Aquí te contamos 15 curiosidades sobre él ordenadas de menos a más sorprendentes. ¿Hasta dónde puede llegar el aire del Sáhara?

15. El más grande del mundo

El Sáhara no es un desierto cualquiera, ya que cuenta con una extensión de 9.065.253 kilómetros cuadrados, lo que lo convierte en el más grande del mundo. Sin embargo, hay personas que piensan que es bastante más pequeño, ya que lo confunden con una de sus partes más famosas: el Sáhara Occidental.

En el siguiente mapa político puedes observar los países que cuentan con una parte de la superficie de este desierto. Son los que están coloreados:

14. Un paisaje nevado

Aunque es un fenómeno extraño y poco usual, en ocasiones llega a nevar sobre este desierto. Esto ha ocurrido en las dunas de Ain Sefra, ciudad de Argelia. Las dos últimas veces ha sido en 1979 y 2016.

Este fenómeno se da gracias a las bajas temperaturas que se alcanzan por la noche (alrededor de 0 grados). El resultado es un increíble paisaje desértico con nieve que podemos observar en este vídeo:

13. La víbora cornuda del desierto

La fauna del Sáhara es bastante sorprendente. Uno de los animales más destacados es la víbora cornuda del desierto. Esta serpiente se caracteriza por contar con unos pequeños cuernos en la cabeza.

Debido a su color, se esconde con facilidad en la arena para protegerse de los depredadores o vigilar a las posibles víctimas. A través de sus colmillos es capaz de inyectar un peligroso veneno.

12. Oasis paradisíacos

No todo es arena en el desierto del Sáhara. Afortunadamente, también podemos encontrar bonitos oasis que se han formado gracias a los acuíferos subterráneos de la zona. Algunos de los más destacados son el oasis Awbari, el de Bajariya y el de Gardaya.

11. El desierto blanco de Egipto

Aunque parezca nieve o hielo, esta parte del Sáhara conocida como desierto blanco de Farafra debe su color a las piedras calizas. El viento las ha erosionado y modelado, lo que ha dado lugar a extrañas formas.

10. La leyenda de Merzouga

Erg Chebbi es una zona de dunas de gran tamaño en Marruecos. Aquí se suele contar una popular leyenda. Ésta explica que, hace años, los habitantes de Merzouga estaban dando una fiesta cuando una mujer y sus hijos pidieron ayuda.

Al no hacerles caso, éstos murieron. Como consecuencia, una gran tormenta de arena cubrió el pueblo para siempre. Por ello, se dice que a medio día se pueden escuchar gritos entre las dunas.

9. Una bandera de lucha

La República Árabe Saharaui Democrática, también conocida como Sáhara Occidental, es una zona que sólo está reconocida como Estado por algunos países. Antes era el Sáhara español, pero más tarde pasó a ser posesión de Marruecos y Mauritania. Ésta es su bandera:

8. Un desierto de película

Los impresionantes paisajes del Sáhara han conseguido que en ellos se rueden conocidas películas. Una de ellas es La guerra de las galaxias, que se grabó en localizaciones como Tataouine, en Túnez.

Otra famosa grabación que eligió este desierto para alguna de sus escenas más famosas es En busca del arca perdida, la cual narra una de las aventuras de Indiana Jones.

7. Las pinturas rupestres del desierto

En el pasado, los habitantes del desierto del Sáhara tendían a dejar grabados en lugares como cuevas o refugios. Una buena parte se ha conservado hasta la actualidad. Entre los numerosos puntos, destacan la meseta de Gilf Kebir, en Egipto y Libia. Se representaban tanto animales, como personas y dibujos abstractos.

6. El zorro del desierto

La especie de zorro más pequeña del mundo se encuentra en el Sáhara. El fénec o zorro del desierto destaca por sus grandes orejas, que le ayudan a mantenerse fresco durante las altas temperaturas del día. Es un animal nocturno que vive en refugios subterráneos.

5. El lago salado de Túnez

Chott el Djerid es la superficie salina más grande del Sáhara, pues cuenta con 7.000 kilómetros cuadrados. Este lago tan sólo tiene agua durante la estación lluviosa. El resto del año, debido al caluroso clima, permanece seco.

4. Una planta especial

La rosa de Jericó es una planta bastante especial gracias a su resistencia. Cuando se seca, sus ramas se contraen y se hace un ovillo. Así puede permanecer durante años. No obstante, cuando encuentra humedad o agua, vuelve a hidratarse y a retomar su forma original. Es común encontrarla en gran parte del desierto.

3. Las pirámides desconocidas

Mientras que las pirámides de Egipto son conocidas a nivel mundial, las de Sudán no lo son tanto. Éstas pertenecen a los kushitas, un pueblo que habitó en la zona entre el 260 a.C. y el 300 d.C. Hay un total de 250 pirámides, las cuales se parecen a las egipcias, pero son más pequeñas e inclinadas.

2. Un origen diferente

Aunque parezca mentira, el Sáhara era antes una gran selva. Hay distintas hipótesis que explican su transformación. Algunas defienden que hace millones de años, debido a la desecación del mar de Tetis, ésta se convirtió en un desierto. Otras teorías mantienen que esto ocurrió hace unos 5.000 años.

1. Más allá del océano

Una capa de aire del Sáhara, conocida también por la sigla SAL (Saharan Air Layer) es una gran cantidad de aire seco cargado de partículas de arena microscópica. Sorprendentemene, estas masas de aire recorren más de 7.500 km y han llegado a afectar a zonas del mar Caribe o de Centroamérica. En la siguiente foto aérea puedes observar este fenómeno:

Asimismo, tal y como muestra este vídeo, tras diversos estudios, la NASA ha podido mostrar en tres dimensiones qué cantidad de polvo se mueve hasta el Amazonas:

Finalmente, hemos seleccionado el artículo anterior y siguiente del bloque "Preparar el viaje" para que puedas seguir la lectura: