La sociedad peruana en general tiene mucho respecto por los fallecidos. Así, existe la creencia generalizada de que la muerte de un ser querido supone una ofrenda para Dios, por lo que es un evento digno de celebración. El entierro puede tener lugar en las tierras de la propiedad del difunto o bien en el cementerio. Tienes toda la información en: «Costumbres y comportamientos ante la muerte en América Latina«.

Tienes toda la información en: "Costumbres y comportamientos ante la muerte en América Latina".