Cuando se escoge España como destino turístico, es muy importante saber cuáles son sus horarios y demás costumbres, porque en muchas ocasiones todo ese cambio suele ser muy chocante para el viajero al llegar.

La siesta.
No se realiza sólo en España sino que en algunos países latinos también. La siesta consiste en dormir después del almuerzo un máximo de 30 minutos para reducir el cansancio y de esa forma mejorar en el ritmo del resto de nuestro día.

La vida en la calle.
Siempre hay mucho movimiento en la calle, aunque el lugar especial para la mayoría son los bares. En estos lugares, en la mayoría de veces, van hacer vida social, o también quedan en reuniones con amigos. Todo esto puede ser a cualquier hora del día, aunque suele ser mayormente de noche.

La vida familiar.
Siempre una familia española suele ser muy amistosa con una persona que recién conocen, ya sea en un abrazo, un beso o un saludo. Cuando se es la visita es bueno llevar un presente, y saber entablar bien una conversación, o de lo contrario seguir la ilación del tema.

La comida.
A mucha diferencia de otros países, en España el desayuno se toma a media mañana, en la cafetería de tu elección.
Por eso la comida se consume más tarde, entre las 3 a 4 de la tarde. Mayormente son menús de 3 platos, sin faltar el vino.

Como los españoles se acuestan muy tarde, la cena se está realizando alrededor de las 9 a 11 de la noche.