Población: 11 millones de habitantes

Superficie: 131. 990 km²

Densidad: 81 hab/ km2

Capital: Atenas

Religión: Iglesia Ortodoxa Griega

Lenguas oficiales: Griego moderno

Régimen político: República Parlamentaria

Desfase horario: UTC +1

Electricidad: 220 voltios

Fiestas y días festivos: 1 de enero – Año Nuevo, 6 de enero – Epifanía, 8 de enero – la Ginecocracia, 25 de marzo – Fiesta Nacional – día de la Independencia , 1 de mayo – Día de los Trabajadores, La Semana Santa griega, 1 de mayo – Anastenaria, Mediados de junio – lunes de Pentecostés ortodoxo, 15 de agosto – Asunción, 28 de octubre – Fiesta Nacional, 25 de diciembre – Navidad

Salud: (vacunas recomendadas) No se especifica una.

Grecia ofrece una infinidad de experiencias, paisajes y actividades. Los pubs de Mykonos y la belleza antigua de Delos; el esplendor de Delfos y el terroso de Ioannina; las laderas rugosas de Creta y las flores salvajes de lozanas en primavera. Es el sol brillante de Mykonos, el ritmo melancólico de la Rembétika , el sabor fuerte de tzatziki casero, el parloteo en las cafeterías. Es el Partenón que se alza solitario como símbolo de la diosa protectora de Atenas.

Los paisajes que ofrece el país son increíbles, no puedes dejar de conocer el “Balcón Egeo” situado cerca de Atenas, en la costa de Apolo, cuenta con una amplia variedad de hoteles. Así como el litoral del Peloponeso, en la región de Argólida y los lugares de mayor atracción turística del Golfo de Corintios y sus maravillosas playas. Si lo que buscas es el descanso debes darte un tiempo para visitar y disfrutar la tranquilidad de las islas de Eubea, Hidra y Corfú.

Grecia es un país con un pasado santo y un presente turbulento. La apreciación de los logros de su pasado clásico ha tendido a ensombrecer su desarrollo como una nación libre desde la Guerra de Independencia de los otomanos en 1821. Las lenguas de comunidades migratorias de Balcanes, África y Asia – por no mencionar el inglés y el alemán de inmigrantes de la Unión Europea – hacen de Grecia un país multicultural y enriquecido socialmente.

La razón por la cual Grecia tiene una gran afluencia de turistas es fácil de explicar. Los griegos son buenos anfitriones y son ellos quienes, después de todo, hacen Grecia. Su vitalidad y su hospitalidad incondicional a los visitantes es lo que hace la experiencia en estas tierras un viaje inolvidable. Los Griegos pueden maldecir su suerte de vez en cuando y desconfiar de sus políticos, pero mantienen su alegría de vivir, su espontaneidad, su optimismo.