Población: 801,851

Densidad: 9,251 km2

Capital: Nicosia

Religión: Ortodoxa de Chipre

Lenguas oficiales: griego y turco

Régimen político: República presidencial

Desfase horario: UTC+2

Electricidad: 220/240 voltios

Fiestas y días festivos: 1 de enero: Año nuevo, 6 de enero: Día de la epifanía, 25 de marzo: Día nacional de Grecia, 1 de Abril: Día nacional de Chipre, 1 mayo: Día del trabajo, 15 de agosto: Asunción de la Virgen María, 1 de octubre: Día de la independencia chipriota, 28 de octubre: Aniversario nacional de Grecia, 24 de diciembre: Nochebuena, 25 de diciembre: Navidad, 6 de diciembre: Día de las cajas (donaciones y regalos a los pobres). Variables: Entre Febrero y Marzo: Lunes Verde (50 días antes de la Pascua ortodoxa griega); Entre Febrero y Marzo: Buen Viernes (Iglesia Ortodoxa Griega); Abril: Lunes de Pascua (Iglesia Ortodoxa Griega); Mayo- Junio: Pentecostés (Iglesia Ortodoxa Griega)

Salud: (vacunas recomendadas): No hay ninguna vacuna obligatoria ni recomendada

Sólo la belleza de esta tierra podía engendrar a Afrodita. Y que esta joya en medio del mediterráneo goza de sol eterno, y playas dignas de los dioses.

De economía diversa y calidad de vida a la altura de los estados europeos occidentales, esta isla ha venido explotando cada vez más su mejor recurso: el turismo. Por ello, no es posible hablar de Chipre sin mencionar su costa de arenas blancas y un mar que se confunde con el celeste del cielo. Desde la turísticas Bahía de Coral, de corte más cosmopolita y hogar de deportes acuáticos; hasta la desierta y pacífica Alagadi, santuario de tortugas marinas.

Sin embargo, las piedras preciosas siempre han sido anheladas por el hombre. Chipre tiene una larga historia de invasiones. Desde la helénica, pasando por la persas y la francesa, hasta la invasión turca de 1974. Esta última aún ha dejado temas pendientes, y una parte de su territorio en manos extranjeras.

No todo es negativo. El paso de tantos imperios y países ha dejado un país diverso y lleno de cultura. La producción musical es una prueba viva de ello. Bailes tradicionales como la sousta, syrtos y zeibekikos, se bailan al son de la guitarra griega (bouzouki) y árabe (oud). La música moderna también ha echado sus raíces. El rap y el rock chipriota se escuchan en Grecia y partes del Medio Oriente.

La dieta también está marcada por la diversidad. Los frutos marinos de sus costas se sirven con hellim (queso creado durante el Bizancio) y son escoltados por postres como el lokum, llamado también “la delicia turca”.

Chipre, pequeña pero gran isla, ofrece de todo para una estadía confortable y unas vacaciones inolvidables. No puede dejar de ir.