Población: 5 millones de habitantes

Superficie: 78.782 km²

Densidad: 64 hab/ km2

Capital: Edimburgo

Religión: Protestante, calvinista

Lenguas oficiales: Inglés, escocés, gaélico

Régimen político: Monarquía constitucional

Desfase horario: UTC +1

Electricidad: 240 voltios

Fiestas y días festivos: 1 de enero – Día de Año Nuevo, 25 de enero – Burns Night, fiesta del aniversario del poeta nacional escocés, Fin de enero – Fiesta del fuego de las Shetlands, se celebra el último martes de enero, Marzo – Festival folclórico internacional de Glasgow (música, danza, teatro), Marzo-abril – Viernes Santo, Fin de abril – Festival del Whisky de Speyside, Inicios de mayo – May Day, primer lunes de mayo, último lunes de mayo – Spring Bank Holiday, Junio – Festival artístico de las Highlands, Julio – Tarbert Seafood Festival, nicios de agosto – Aberdeen International Youth Festival, Fin de agosto – Festival internacional de Edimburgo, Summer Bank , Holiday, último lunes de agosto, 30 de noviembre – Saint Andrews Day, 25 de diciembre – Día de Navidad, 26 de diciembre – Boxing Day, Fin de diciembre – Hogmanay

Salud: (vacunas recomendadas)

Escocia es un país pequeño, pero bien hace honor a un antiguo proverbio escocés que dice “las cosas buenas vienen en envases pequeños”. Escocia esconde muchos tesoros en su territorio. Hay para todos los gustos, desde buena gastronomía y aun mejor whisky de malta, elegantes ciudades, enormes castillos, tradicionales pubs, hasta paisajes prácticamente salvajes y un mar de aguas espumosas salpicado de islas.

Sin lugar a dudas, Escocia es un país lleno de fiestas, tradiciones y una gran historia. La historia de Escocia tiene comienzos con la romanización del centro-sur de Gran Bretaña, quienes entraron por el inmenso bosque de pinos caledonios, siempre rodeada de foráneos, vikingos e ingleses. Este país ha logrado mantener una cultura muy arraigada. Tiene símbolos nacionales que conserva de cada época transcurrida, como su “León rampeante”, Estandarte Real, empleado históricamente por el Rey de Escocia.

Si lo que deseas es ver la Escocia clásica entonces te recomiendo que recorras su historia a través de su geografía, empezando por las Abadías de las Región de Los Borders, donde Melrose, Kelso, Dryburgh y Jedburgh te llevarán a rememorar las turbulentas relaciones entre Escocia e Inglaterra en el siglo XVI.

Descubre la naturaleza de Escocia, sólo es cuestión de llenarse de espíritu aventurero para salir a conocer las maravillas que Escocia ofrece. Las islas son dignas de todo un itinerario de viaje, desde Arran, en el estuario de Clyde hasta la isla de ensueño Skye. Si disfrutas de la fauna podrás ver nutrias, águilas, ballenas y delfines y si prefieres el senderismo, tienes casi trescientos montes Munro que explorar.

Sin lugar a dudas los destinos puedes ser salvajes, aventureros, pero siempre llenos de historia y de la verdadera esencia escocesa.