Las leyes del Código de Hammurabi se regían por la Ley de Talión, la cual justifica que un delito debe ser castigado con un daño equiparable al que se ha hecho. La frase más conocida de este código es la de ojo por ojo y diente por diente. Tienes toda la información en: “La antigua Mesopotamia: civilizaciones más importantes“.

Tienes toda la información en: "La antigua Mesopotamia: civilizaciones más importantes".