Los persas consiguieron conquistar Mesopotamia y Egipto, así como territorios de Asia Menor y Asia Central. La única zona que logró resistir a sus ataques fue Grecia, que más tarde acabaría con este imperio. Tienes toda la información en: “La antigua Mesopotamia: civilizaciones más importantes“.

Tienes toda la información en: "La antigua Mesopotamia: civilizaciones más importantes".