Viajar con niños siempre es una buena oportunidad para unir a la familia y brindarle un momento de diversión a los reyes de casa, por ello, una vez decidido el destino de viaje –en este caso Barcelona– lo primero que debemos hacer antes de armar nuestro itinerario de viaje es elegir un hotel que se ajuste a nuestras necesidades. Para esto podemos utilizar Trivago para encontrar buenas ofertas hoteleras en Barcelona.

Es recomendable que el hotel que nuestra elección esté cerca a los principales destinos que pensamos visitar y, es ideal que nos brinde actividades u ofertas de ocio que permita a los peques interactuar con otros niños que se encuentren hospedados en este hotel; por ejemplo, actividades grupales, juegos recreativos, piscina para niños, zonas de juegos, guardería, entre otros.

Después de elegir el hotel debemos armar el itinerario. Dentro de las principales actividades que podemos realizar con niños en Barcelona, tenemos:

El Aquarium de Barcelona. Un mundo mágico donde podremos ver a más de once mil ejemplares de casi quinientas especies de animales acuáticos. El acuario está ubicado en Port Vell y tiene como principales atracciones a sus tiburones y el túnel transparente que nos da la sensación de estar caminando en medio del fondo marino.

El parque Zoológico de Barcelona. Aunque ya desde finales del año 2004 este zoológico no cuenta con la presencia de Copito de Nieve (gorila albino que era muy querido y falleció en el 2004) igual cuenta con una gran variedad de animales (más de cuatrocientas especies) y un impresionante espectáculo de delfines.

Museo de la Ciencia. Ideal para disfrutar un día en familia ya que encontraremos atractivos como el muro geológico, el planetario, la plaza de la ciencia, entre otras. Todas estas actividades están orientadas a que los pequeños puedan interactuar con experimentos de distintas ramas de la ciencia.