Desde 1987 la bodega Torre Oria se ha ido ganando un lugar dentro de las más importantes vitivinícolas de la comunidad valenciana. En sus más de cien mil metros cuadrados ubicados en el Dominio del Derramador en Requena se encuentran edificadas las bodegas Torre Oria en más de cinco mil metros cuadrados.

La construcción del edificio nos remonta hasta finales del siglo XIX, sin embargo, la bodega palacio de la familia Oria fue repartida a cinco familia de Requena por los años 50, decidiendo fundar una cooperativa bajo el nombre Torre Oria. Han pasado muchos años desde su construcción original y el edificio aún se mantiene en perfectas condiciones, manteniendo viva la esencia de su historia.

Una prueba del buen estado de Torre Oria es el camino por los subterráneos, que se mantienen comunicados entre sí y permite el reposo de los cavas.

La mayoría de producción de cava se almacena en la nave de porte moderno, con una capacidad para reunir cerca de 3,5 millones de botellas de todas las variedades.

Los vinos que se producen en la bodega Torre Oria son reconocidos por su calidad y no sólo por sus marcas comerciales de nivel nacional e internacional, sino también, por la sala de crianzas que gestiona cerca de 3500 barricas bordelesas de una media de doscientos litros. Aquí se pueden producir cerca de un millón de botellas de tintos.

Los demás ambientes de la bodega también se mantienen comunicados con las casas que anteriormente eran habitadas por los trabajadores de la época. Estos espacios se han convertido en sala de catas y locales de venta para el público visitante.