Si quieres vivir de una experiencia intensa en la noche de brujas, entonces anímate a visitar cualquiera de los siguientes destinos terroríficos que hemos enumerado en las siguientes recomendaciones de viajes en Halloween.

Inn Langres en Chalindrey

Grasmere House en Stonehenge, Inglaterra. Esta es una construcción antigua que habría tenido como único propósito realizar ceremonias religiosas para rendir culto a los muertos. La leyenda dice que aquí se podía comunicar con las personas del más allá, y que inclusive hoy se pueden escuchar algunos susurros. ¿Te animarías a dar una vuelta por acá?

M’ar de Ar Muralhas, Évora. Portugal esconde entre sus atractivos más oscuros la famosa Capilla de los Huesos, un escenario horripilante que se construyó con los cadáveres de 5000 personas. El responsable fue un monje de la orden franciscana en el siglo XV. Hoy es el lugar perfecto para pasar un 31 de octubre de película.

Grasmere House en Stonehenge

El hotel M’Ar De Ar Muralhas. En Portugal encontramos este hotel siniestro con habitaciones ambientadas con un estilo clásico, lámparas y mucha oscuridad. Pasar la noche en este hotel es posible a partir de 87 euros, disfrutando de la mejor gastronomía local y con un verdadero museo histórico que oculta extrañas leyendas. ¿Podrás pasar la noche aquí?

Palazzo Caracciolo en Nápoles, Italia. Una ciudad con cultura, tradición, y muchas creencias sobre los muertos. Si vas a pasar un día por este pequeño pueblo es muy fácil oír historias de terror, catacumbas bajo tierra y museos escalofriantes que te dejarán perplejo.

Palazzo Caracciolo en Nápoles

Inn Langres en Chalindrey, Francia. Y si hay algo más terrorífico que una capilla o un hotel, entonces estamos hablando de una ciudad entera, que limita con la frontera de Suiza y es un verdadero pueblo fantasma. Y si todo eso no fuese suficiente, el lugar está ambientado en la época medieval.

Sólo los valientes son capaces de venir un 31 de octubre. Entre los alrededores podemos encontrar hoteles a bajo costo y algunos establecimientos para comer algo al paso. De día el sitio es más bonito, con paisajes naturales y muchas zonas para tomar fotos.