Si viajamos por placer, trabajo, negocios u otros, el realizar el viaje por avión puede muchas veces hacerse un tormento si no contamos con un servicio adecuado o un espacio cómodo, por ello, para quienes cuentan con una economía superior al promedio, ya son muchas las compañías aéreas que ofrecen vuelos de lujo con servicios a la altura de un jet privado.

Dentro de las aerolíneas que cuentan con más aviones adaptados a estos viajes de lujo tenemos a Singapur Airlines, Etihad Airways y Emirates. En estos aviones encontraremos cabinas privadas que nos semejarán a un jet privado otorgándonos privacidad durante el vuelo. Al contratar estas suites contaremos con camas matrimoniales, servicio de habitación, baño privado, e incluso, muebles de cuero, televisores led de mínimo 23 pulgadas, platos selectos de la gastronomía internacional, servicios de masajes, etc.

Este servicio denominado Super Primera Clase está destinado a pasajeros que están acostumbrados a niveles de servicio altos y para quienes el dinero no es problema, por ello, es popular entre empresarios, artistas, deportivas, políticos, etc.; pasajeros que no tienen reparos en pagar una media de 3500 euros por un vuelo, por ejemplo, desde Heathrow a Dubai.

Una oferta similar en Europa es Lufthansa First Class. Cuando contratamos este servicio no debemos realizar la facturación regular sino que podemos quedarnos en un espacio VIP disfrutando de una bebida, comida, masajes, orientación turística, etc, mientras empleados de la compañía realizan todos nuestros trámites. En el avión contaremos con una cabina privada y atención personalizada para todo lo que necesitemos. Finalmente, al llegar a nuestro destino recibiremos el servicio de una limusina para movilizarnos hasta quedar instalados en el lugar elegido para alojarnos.