Todo turista que viaja hacia las remotas y salvajes tierras de África ha de visitar la pequeña Tunisia al norte de África, una hermosa región llena de contrastes históricos y de belleza natural variando desde sus aguas color turquesa hasta las vastas y extensas regiones milenarias del desierto del Sahara.

Desierto del Sahara, Tunisia

Tunisia es uno de los territorios más pequeños del norte de África, pero probablemente uno de los pocos que ofrece al viajero tanta diversidad natural en los paisajes en cuyos horizontes se ve una gran cantidad de vestigios, ruinas y esculturas que han marcado su historia. Sus playas son de lo mejor en África por hacer costa con el Mediterráneo y en su lado opuesto con la hermosa isla italiana de Sicilia además de otras pequeñas islas de notable belleza como Jerba hacia el sur y Kerkennah en el este. Sus paisajes varían desde altos acantilados en el norte hasta perderse en los espesos bosques húmedos del occidente que contrastan inmediatamente con su famoso desierto del Sahara hacia el sur de Gafsa y Gabés, que compite en interés turístico solamente con los interesantes desiertos de sal que se encuentran a un nivel de altura mucho menor que el mar.

Fotos de Tunisia

Además de ello Tunisia ofrece al viajero algunos de los mejores oasis para disfrutar de unas vacaciones o un relajado fin de semana en medio de desierto, como el oasis del desierto central “Zaafrane” o el majestuoso “Kebili” que ofrece además algunas piscinas de agua caliente para relajarse y disfrutar del horizonte.

Oasis en Tunisia