Entre molinos de viento, medievales posadas y pequeñas ventas bajo el sol se van abriendo paso los caminos entre colinas rocosas y tierras coloradas que dan paso a la principal atracción literaria del Quijote de la Mancha, tierra de contrastes y de parajes que se extienden por largas planicies agrícolas, tenemos a Castilla.

Castilla 

Localizada en el centro de la Península Ibérica, no dejara de sorprender al Turista con las visitas a sus centros culturas, las vistas de los memorables molinos que un día Don Quijote identifico como enormes monstruos, donde muchos de los pueblos rinden homenaje al recuerdo literario del memorable hidalgo como lo es, Consuela, donde apreciamos  las blancas y grandes fachadas de las casas, además del convento de las Carmelinas, luego el Puerto Lápice, donde se erige recuerdo a Don Quijote y Sancho Panza. A lo largo de los recorridos veremos granjeros nómadas pastando sus animales, ciudades que pareciera como si se mantuviesen dormidas en el tiempo sin percatarse del rápido y  acelerado avance del que sufren otras grandes ciudades.

Castilla 

La gastronomía regional se enfoca en la preparación de los productos agrícolas de la región, acompañadas de vino y queso Manchego.

 

Castilla, pone a disposición de todo viajeros, excursiones y actividades enfocadas en el Turismo rural, como montas a caballo, alpinismo, senderismo, natación y uno de los mas excitantes e interesantes para disfrutar de la vista de tanto molino de viento y extensos prados agrícolas, el Parapente!

Castilla 

Un largo recorrido por Castilla de la Mancha os espera, donde podemos sugeriros las visitas a los parques naturales de Ruidera y Cabañeros, el parque natural de las Lagunas de Ruidera localizado en la región del Campo de Montiel, una de las áreas que cuenta con las mas importantes lagunas de la región una larga sucesión de 14 lagunas, 9  de las cuales están en Albacete y el resto esparcidas por Villa Hermosa, Ciudad Real.