Santa Marta es junto a Cartagena, Bogotá, Medellín y Cali, una de las ciudades con mayor afluencia turística de Colombia. Si buscamos un excelente clima, espacios verdes, bellas playas y una gastronomía muy variada, Santa Marta debe estar dentro de los destinos tropicales que debemos visitar.

Aunque hay vuelos que van directamente a Santa Marta, también podemos encontrar vuelos a Santa Marta desde las principales ciudades de colombia, por ejemplo, el vuelo de San Andrés a Bogotá tiene una duración de hora y media. Si viajamos en coche, llegaremos, por ejemplo, de Cartagena a Santa Marta en cuatro horas.

En Santa Marta
encontraremos una amplia oferta turística en El Rodadero, una de las zonas más concurridas de la ciudad, pero, si deseamos alojarnos en un lugar donde estemos más en contacto con la naturaleza, la gente y las costumbres de Santa Marta, podemos optar por los alojamientos que se encuentran en la zona de Mamatoco. En varios de ellos, podremos conocer a personas de diversos países del mundo y en la mayoría de ellos, por si deseamos mayor privacidad, contaremos con opción de cuartos privados con baño y televisión por satélite.

Si buscamos playas y tenemos tiempo como para acampar unos días, podemos visitar Parque Tayrona, un paraíso natural donde podremos ver restos de lo que fue la cultura indígena de Tayrona, además de, disfrutar de playas de arena blanca y de restaurantes de gastronomía típica e internacional. En Parque Tayrona tendremos más de treinta playas a nuestra disposición siendo la temperatura media anual de 30°C. En Parque Tayrona hay playas donde no podremos bañarnos por las corrientes subterráneas y otras recomendadas para los aficionados al surf por su oleaje.

Claro que, si estamos buscando el mejor paisaje de Santa Marta, debemos visitar Bahía Concha. Para llegar a Bahía Concha tendremos que tomar un servicio de transporte desde Bastidas y seguir un camino agreste y de trocha, pero vale la pena este recorrido de aproximadamente cuarenta minutos. Al llegar a Bahía Concha podremos alquilar sillas y carpas, e incluso, nos dejarán un cooler con bebidas, agua y cervezas que podremos consumir y deberemos cancelar al final del día cuanto paguemos todo nuestro consumo (incluso el de los tour que hemos tomado en el día como el de buceo por el arrecife, el de snorkel, las sesiones de masajes, y el almuerzo).

Un dato importante, al menos para quienes estamos acostumbrados a estar online todo el día, es que por el clima de Santa Marta (caluroso pero con lluvias regularmente) es normal que no haya conexión de red o que no se active el WiFi. Además, al igual que las demás ciudades de Colombia, no es una ciudad donde abunden los cibercafés y los teléfonos públicos en las calles o comercios. Si no viajamos con nuestro móvil no nos será sencillo el poder comunicarnos con nuestros familiares.

Sobre los precios, Santa Marta es una ciudad promedio en cuestión de precios (no es barata como Cali ni cara con Cartagena), por ejemplo, un taxi desde Mamatoco a Bastidas cuesta 10 mil pesos (5 euros); un almuerzo en un restaurante no internacional tiene una media de 10 euros; una cerveza tiene una media de 2 euros y un almuerzo en la playa puede costarnos unos 15 euros.