Desde la localidad de Almansa, nos damos tiempo para contemplar la impresionante vista de todos los poblados de la Mancha, y la ciudad a la que viajáramos, Chinchilla del Monte.

Chinchilla 

Para ello nos dirigimos hacia el Castillo de Almansa, poblado Moro edificado sobre bases Romanas,   monumento que se encuentra a 73 kilómetros de la Capital, erigido en el siglo XIV.

 

Dejando la ciudad en camino, para Chinchilla nos adentramos en una pequeña ciudad de ambiente medieval que es bien preservado por los pobladores quienes procuran mantener cada detalle vivo desde la construcción y decoración de algunos hogares hasta la celebración de las fiestas patronales.

Chinchilla 

Visitar los baños termales moros, varias mansiones de finos acabados y vivos colores, además de la plaza mayor, la antigua cárcel de la Corredera y la iglesia de Santa Maria del Salvador.

 

Una visita que no se puede perder todo viajero es hacia el museo de las cerámicas, donde se hace una exposición de varias obras de arte, recogidas a lo largo de todas España.

Chinchilla