De la vestimenta tradicional del continente europeo destacan los trajes regionales para mujer, con sus colores vivos, estampados florales y bordados a mano característicos. La forma que tienen los europeos de vestirse para las fiestas u ocasiones especiales se remonta en muchos casos a antes del siglo XIX, aunque actualmente está muy influenciada por el estilo occidental moderno.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

Índice

¿Cómo es la vestimenta típica europea para hombre y mujer?

Países nórdicos

En Europa septentrional o Europa del Norte encontramos la totalidad de los países nórdicos, donde las bajas temperaturas y el clima frío han determinado el estilo de su vestimenta tradicional. Así, en Noruega hablamos del Bunad (en plural: Bunader), cuyo diseño original data de los siglos XVIII y XIX.

El Bunad se caracteriza por sus bordados, normalmente con motivos florales, y el pañuelo que la mujer lleva atado a la cabeza. Además, se cubren los hombros con un chal para protegerse del frío. Como accesorio suelen ponerse joyas de plata u oro. Se utiliza durante las fiestas regionales del 17 de mayo, en bodas u otras celebraciones populares.

Si nos desplazamos a Islandia, allí tienen tres tipos principales de vestuario:

  • El Skautbuningur o Faldbuninger, utilizado en periodos festivos
  • El Peysuföt, un atuendo sencillo y cómodo hecho a base de lana en tonos oscuros (falda negra y chaqueta de punto con ribetes de terciopelo)
  • El Upphlutur, de uso diario y caracterizado por su corpiño de color dorado brillante

El Skautbuningur, junto a otro llamado Kyrtill, fue especialmente diseñado para las mujeres del siglo XVIII. El Faldbuninger, cuyo nombre significa literalmente traje con dobladillo, se usaba entre el s. XVII y el XIX, y se componía de un sombrero en forma de hoja curvada, mientras que las telas del vestido eran coloridas y se decoraban con bordados en oro. Lo conjuntaban con cinturones de plata.

En Dinamarca, la indumentaria se reparte entre sus diferentes regiones. En la isla de Lolland es típica una prenda masculina que antaño se utilizaba para llevar a cabo labores de granja. Se componía de un gorro blanco, un chaleco rayado en tonos verdes y naranjas, camisa blanca, pantalón beige y medias blancas.

La técnica de confección de bordado llamada Hedebo es la habitualmente empleada para la elaboración del traje más popular del país. Sus colores son el blanco, el negro y el rojo. El de hombre incluye un gorro y un chaleco rojos, pantalón azul oscuro y unas medias blancas.

Otras regiones danesas cuyos trajes llaman la atención igualmente son:

  • Ærø: la ropa está adaptada al clima, por lo que la mujer acostumbra a llevar un sombrero de paja que le ayuda a soportar las largas jornadas de cosecha. También incluye un pañuelo al cuello, chaleco negro de cuello cerrado, delantal verde con estampado tipo escocés, camisa blanca bajo el chaleco y pollera.
  • Copenhague: en las zonas costeras de la capital danesa, los marineros utilizan un traje donde el color predominante es el rojo, además del negro y el blanco.
  • Amager: el traje más característico data de mediados del siglo XIX y era utilizado por la alta sociedad para acudir a la Iglesia los domingos. En el caso de la mujer, los colores que lo forman son dos: rojo y negro. Consiste en una cofia negra y un delantal plisado de color rojo, además de un pañuelo con motivos florales en ambos colores, blusa negra y pañuelo en el pelo también negro.

El traje tradicional finlandés para mujer se compone de una colorida falda larga que llega hasta los pies. Encima de ésta se añade una especie de delantal blanco o caqui, mientras que en la parte superior se lleva una camisa de manga larga y cuello amplio cubierta por un chaleco rojo o a cuadros.

En Suecia, la indumentaria típica se conoce con el nombre de Nationella dräkten, esto es, traje nacional. Fue diseñado por el rey Gustav III y comenzó a utilizarse alrededor del año 1778 por la nobleza y la clase media. Su propósito era promover el consumo y la importación de productos textiles de lujo.

Islas británicas

Las islas británicas comprenden el territorio ocupado por Gran Bretaña e Irlanda, así como varias islas menores próximas. El Reino Unido está formado por cuatro naciones: Escocia, Inglaterra, Gales e Irlanda del Norte. Aunque por su proximidad pueda parecer que no, el folklore y la indumentaria tradicional de cada uno de estos países son muy distintos.

De Escocia, el traje más conocido en todo el mundo es el famoso kilt, caracterizado por el hecho de que los hombres llevan falda. Se utiliza también en Irlanda, aunque en menor medida. Se emplea sobre todo en ocasiones especiales, tales como bodas, graduaciones y convenciones de este tipo. El kilt destaca por su estampado tartán típico.

A nivel histórico, se dice que el color del tartán diferenciaba a un clan de otro en las Highlands. En aquel entonces se llamaba feileadh mor y consistía en una túnica de unos 5 metros de largo que se recogía y ataba alrededor de la cintura. Actualmente, mide 8 m y consiste en una tela plisada.

En cuanto a Inglaterra, lo cierto es que no puede hablarse de un “traje regional” como tal. No obstante, la indumentaria de los bailarines Morris es posiblemente la que más representa el folklore inglés. Para la danza Morris o Morris dance, un grupo de bailarines ejecuta la coreografía con instrumentos como palos, pañuelos o espadas.

Existen seis estilos distintos, por lo que el traje cambiará según la exhibición:

  • Cotswold: entre 6 y 8 integrantes bailan con pañuelos o palos, acompañándose tan solo de movimientos que hacen con las manos. Es típico de Gloucestershire y Oxfordshire.
  • Border: los bailarines llevan la cara pintada de negro y la ropa es sencilla, a veces hecha incluso con papel. No llevan pañuelo y es típica de las zonas fronterizas con Gales. En el siguiente vídeo podemos ver en qué consiste exactamente:
  • Sable: variante típica del sur de Durham y Yorkshire, con 8 integrantes que usan espadas de madera. La ropa es de color blanca, con una tela roja que va cruzada a lo largo del torso desde el hombro hasta la cintura.
  • North West: actualmente, lo más común es que los bailarines lleven zuecos, aunque también admite botas o zapatos. Pueden ser hombres, mujeres o niños, y llevar pompones o cascabeles. Se baila en distintas zonas del norte de Inglaterra.
  • Mumming: los integrantes utilizan trajes hechos en casa, de temática variada, pero relacionada con la Navidad, ya que suele interpretarse durante estas fechas en las zonas de Northumberland y Durham.
  • Molly, baile de Cambridgeshire: uno de los bailarines, todos ellos de sexo masculino, se viste de mujer. Solía interpretarse en época invernal con fines benéficos durante el Festival Whittlesea Straw Bear en 1980.

Los galeses relacionan sus trajes regionales con la vestimenta que el campesinado utilizaba durante los siglos XVIII y XIX.

El que más llama la atención es el de mujer, que consistía en un vestido largo llamado betgwn. La tela solía ser estampada, normalmente de color rojo escarlata. En la parte superior llevaban un chal y, en la cabeza, el conocido “sombrero galés”, caracterizado por su copa alta.

La ropa tradicional de la República de Irlanda e Irlanda del Norte es la misma, dado que un tiempo atrás fueron un mismo territorio. El primer traje de origen irlandés estaba altamente influenciado por la cultura gaélica y la nórdica.

Se componía de unos pantalones a cuadros en el caso de los hombres, mientras que ambos sexos vestían con una túnica corta. Esta vestimenta se prohibió en el siglo XVI con el fin de que los irlandeses superasen el miedo a formar parte del Reino Unido.

Destaca asimismo la empleada por las chicas para desarrollar la tradicional danza irlandesa, donde, además del traje, es característico el peinado a base de tirabuzones muy marcados. Se pueden utilizar dos tipos de zapatos: los ghillies o “suaves” y los “duros”.

Península ibérica

En Europa meridional se sitúan Portugal, España y el resto de países ubicados en el mar Mediterráneo, tales como Andorra, Grecia, Italia o Malta, entre otros. Sin duda, uno de los países donde más destaca el folklore a nivel internacional es España, con el archiconocido traje de flamenca o el de sevillana a la cabeza.

El vestido de flamenca o gitana es el que utilizan las bailaoras de flamenco durante sus interpretaciones, y lo mismo sucede con el de sevillana. No obstante, la fama que ha ido adquiriendo en territorio español ha hecho que se convierta en todo un símbolo de España en general. Estas son sus principales características:

  • Es una prenda entallada y larga hasta los tobillos
  • Va adornada con volantes o faralaes tanto en las mangas como en la falda
  • Se utilizan colores vivos para su confección o incluso estampados de lunares
  • Se suele complementar con un mantón, siendo típico el Mantón de Manila
  • La mujer lleva el pelo recogido con un moño
  • Los zapatos son de tacón ancho

En la Europa atlántica, la ropa típica de Portugal es la que se utiliza para bailar música lusitana, en especial en la región norteña de Minho. Conocida como Lavradeira, destaca por su amplia falda, cuyo objetivo es permitirle a la bailarina moverse de forma más cómoda.

Los portugueses hacen referencia a esta indumentaria con el término moda minhota para aludir al traje de gala de Viana do Castelo, el cual recuerda en gran medida a los de Galicia (España).

Península balcánica

En la península de los Balcanes se encuentran países como Italia, Grecia, Croacia, Eslovenia o la República de Macedonia. El traje tradicional griego para hombres, por ejemplo, destaca por sus orígenes, dado que se empleaba por guerreros y diplomáticos. Su nombre es fustanella y está considerado traje nacional masculino.

Este nombre se debe a la falda blanca del mismo nombre, la cual se confecciona con una tela llamada langolia, que va cosida en diagonal. El diseño cuenta con 400 pliegues para conmemorar a quienes lucharon en le Revolución Griega de 1821. Va acompañada del fermeli, prenda similar al chaleco, que puede ser azul, negra o marrón.

El fustanella fue el atuendo oficial de los soldados Evzones, esto es, el cuerpo militar de élite de Grecia. En la actualidad, continúa siendo el uniforme de la Guardia Presidencial, que todos los domingos a las 11:00 de la mañana hace el cambio de guardia en la plaza Syntagma de Atenas.

En cuanto a Italia, actualmente el país no cuenta con un traje oficial como tal. En todo caso, los italianos hacen referencia a este aspecto de su cultura mediante el uso de los diferentes vestidos que llevaba la sociedad italiana en siglos anteriores, especialmente a lo largo del XV.

Esto se puede ver durante el famoso Carnaval de Venecia, en el que los participantes se visten con ropa que recuerda en gran medida a la Italia medieval. La era más simbólica es, sin duda, la del Renacimiento, con la popular falda plisada y con mucho volumen. En la parte superior, la mujer solía vestir con un corpiño para las ceremonias importantes.

La vestimenta nacional de Croacia es muy similar a la de otros países cercanos como Bosnia y Herzegovina, Serbia y algunas comunidades minoritarias de Montenegro, Hungría y Rumania. La indumentaria regional puede verse sobre todo en festividades o bailes típicos, como la danza denominada Kolo.

Uno de los acontecimientos más importantes de la cultura croata es la famosa procesión de primavera de las Ljelje/Kraljice o “reinas” de Gorjani (región de Eslavonia, Croacia), declarada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco en 2009.

Gran parte del folklore de este país tiene raíces de origen austríaco, húngaro, italiano, alemán y turco, de ahí la similitud entre su repertorio de trajes típicos y los de estos países. El diseño y los materiales empleados son similares, si bien varían por regiones.

Por otro lado, en la región de Lika destaca el traje para hombres, donde el color predominante es el blanco. Suelen llevar un chaleco en tonos oscuros que llega hasta más abajo de la cadera. Las jóvenes llevan un sombrero de hombre y van armadas con sables que representan a los reyes o kraljevi.

Europa Oriental

El vestuario folklórico es uno de los aspectos que más llaman la atención de la cultura popular búlgara. Además, su ornamentación servía antiguamente para saber a qué familia se pertenecía, de qué región del país se procedía, etc. En resumen, era una forma de establecer la posición social de cada individuo.

Uno de los más populares es el traje de saya (ropa exterior), donde la decoración y los bordados abundan, especialmente en la zona del escote y la de las mangas. Las prendas principales son: delantal, camisa y cinturón. Era especialmente empleado en el sur y el suroeste de Bulgaria.

El Festival de las Rosas, celebrado en Kazanlak, al sur de los Balcanes, es una de las ocasiones donde las mujeres suelen ponerse este vestido. Además, para la cabeza y el cuello confeccionan coronas de rosas como parte del contenido del desfile.

De Eslovaquia destaca el traje femenino, cuyo nombre es kroj. Tradicionalmente, el hombre llevaba pantalones de lana blancos con bordados en rojo. La mujer vestía con una camisa de lino o blusa adornada con cintas y bordados multicolor.

Uno de los souvenirs más típicos de Hungría son sus famosas muñecas, las cuales son una de las mejores muestras de cómo es el vestuario típico de este país. Se trata de un vestido de dos piezas: por un lado, la falda floreada sin vuelo y, por otro lado, un corsé duro con mangas que llegan hasta la altura del codo.

El diseño del vestido suele incluir colores tierra. En la cabeza, lleva puesto un manto de color blanco, con flecos y flores bordadas. Este traje puede verse en las festividades religiosas del país, como la de Pascua de Resurrección o Pentecostés.

Vyshyvanka es el nombre de la indumentaria nacional ucraniana tanto de hombre como de mujer. Su traducción más aproximada es “bordado” y se debe, en efecto, a los bordados y diseños que la caracterizan. Su origen se remonta al siglo XX, cuando Ucrania decidió crear su propia ropa patriótica. Es muy similar al vestido regional de Rusia.

Por su parte, el atuendo masculino consiste en un pantalón ancho de satén, así como una camisa de manga larga, normalmente de color blanco con algunos detalles bordados y flecos. En cuanto al calzado, suelen ser botas para combatir el clima frío de estos países.

En la República de Georgia, destaca sobre todo el Chokha, traje para hombres utilizado en eventos especiales como bodas, fiestas o representaciones populares. Fue el uniforme de la milicia georgiana del Cáucaso. Antiguamente, el de color negro representaba a la élite georgiana.

Europa Central

En Europa Central, dos de los países más remarcables por su ropa típica son Alemania y Austria. El Dirndl es el vestido con el que habitualmente se representa a las mujeres austriacas y alemanas, éstas últimas especialmente cuando acuden al Oktoberfest.

Aunque su origen se remonta a las zonas rurales, empezó a utilizarse por la burguesía a partir de 1870, por lo que pasó a ser considerado una prenda de alta costura. Se caracteriza por el corsé y la blusa escotada que llevan en la parte superior.

En cuanto a los hombres, lo más característico es el llamado Lederhosen, que literalmente significa “pantalón de cuero”. Lleva utilizándose desde el siglo XV a pesar de que en un principio se usaba simplemente para trabajar. A todo el conjunto de ropa tradicional se le llama Trachten.

Desplazándonos hasta Polonia, los trajes que más destacan son los de la cultura tradicional campesina. Al igual que en muchos otros países de Europa Central y del Este, lo más llamativo de sus diseños son los bordados llenos de detalles y colores. Actualmente, son más una muestra de arte que un elemento propio del campesinado.

El traje polaco se utilizaba en sus orígenes para acudir a ceremonias religiosas, estatales, familiares, etc., pero era especialmente relevante para acudir a la Fiesta de la Recolección, llamada dożynki en polaco. En estos eventos, la vestimenta demostraba el estatus económico y civil de cada persona.

El atuendo popular de República Checa varía por regiones. Cabe destacar que su uso es poco frecuente y se limita solamente a las verbenas, carnavales o fiestas populares. Destaca el de mujer de Blata por su ostentosidad, donde los bordados y los abalorios son lo que más llama la atención.

Este artículo ha sido compartido 29 veces. Hemos dedicado muchas horas para recopilar esta información. Si te ha gustado, compártelo, por favor:

Finalmente, hemos seleccionado el artículo anterior y siguiente del bloque "Trajes típicos del mundo" para que puedas seguir la lectura: