La capital catalana vive en verano su momento de mayor apogeo, con turistas deseosos de disfrutar de sus días de sol eterno y sus playas de aguas cálidas. Pero si quieres hacer algo más en tus vacaciones que tomar el sol e ir a los típicos chiringuitos, la ciudad te ofrece muchas más posibilidades y cuenta con una interesante programación durante la temporada estival. Además, la ciudad cuenta con una amplia oferta de alojamiento económico que te permite visitar la ciudad por uno precio muy razonable. La oferta de eventos culturales de este verano es muy amplia por lo que visitar Barcelona en ese periodo adquiere un interes aun mayor, a pesar del calor.

La Fuente Mágica de Montjuic
Esta impresionante fuente, construida en 1929 con motivo de la Exposición Universal de Barcelona, es una visita obligada en cualquier época del año, pero es en las noches de verano cuando alcanza su mayor esplendor. Al habitual espectáculo de luces, agua y color, se une la música al anochecer. Del 30 de abril al 30 de septiembre, es desde las 21h hasta las 23h.

Noches de verano en la Pedrera
Una de las grandes obras de Gaudí, la Casa Milá o la Pedrera, como la llaman los barceloneses, se ha convertido en uno de los centros culturales de referencia en la ciudad y cada verano ofrece al visitante la posibilidad de tomar una copa de cava en el mágico entorno de su azotea, al ritmo del mejor jazz en directo. Los conciertos tienen lugar todos los jueves, viernes y sábados por la noche entre el 21 de junio y el 8 de septiembre, al precio de 25 euros, con bebida incluida.

Festival Grec
Este festival, referente europeo de las artes escénicas, trae cada verano lo mejor del teatro, danza, circo y música internacional a Barcelona. El mágico escenario del Teatro Grec, en el Monte de Motjuic, es su sede central y cada día, desde el 17 de junio hasta el 31 de julio, tienes la oportunidad de dejarte sorprender con sus innovadoras actuaciones.

Las fiestas de Gràcia
Este singular barrio, de espíritu bohemio y alma de artista, celebra su fiesta mayor por todo lo alto durante los días 15 a 21 de agosto. Todas las calles y casas son engalanadas con adornos que confeccionan los propios vecinos, cada calle siguiendo un tema, y hay concursos que premian a las decoraciones más originales. Además, se celebran conciertos, talleres, bailes y desfiles durante toda la semana en un ambiente alegre y muy animado.
Y si no quieres pagar mucho por tu alojamiento, te aconsejamos que recurras a los hoteles baratos en Barcelona de Travelodge que ofrecen precios bajos para familias y grupos.