Para viajar a Costa Rica, como a la mayoría de países del Caribe y América Central, es obligatorio el aplicarse la vacuna contra la fiebre amarilla para todos aquellos viajeros procedentes de zonas de riesgo de transmisión (dentro de los países considerados de riesgo encontramos a Angola, Bolivia, Burkina Faso, Camerún, Colombia, Ecuador, Gambia, Nigeria, y Sudán).

No será obligatoria la presentación del certificado de vacunación internacional para los menores de nueve meses de edad, para los mayores de sesenta años, mujeres embarazadas o en periodo de lactancia.

Además, para viajar a Costa Rica también hay una serie de vacunas recomendadas como la vacuna contra la fiebre tifoidea, que es recomendada si es que vamos a visitar zonas populosas donde pueden darse condiciones higiénicas pobres y las vacunas contra la hepatitis A, hepatitis B y tétanos difteria.

Finalmente, al ser un país que ha contado con algunos brotes de enfermedades como el dengue y paludismo, sobre todo el provincias de zonas tropicales de extensa vegetación como Limón, se recomienda el aplicarse estas vacunas como medida de prevención.