Para viajar a Cabo Verde las vacunas requeridas son similares a todas las de destinos de clima tropical, siendo obligatorio el contar con el certificado de vacunación contra la fiebre amarilla para todos los viajeros que tengan más de un año de vida.

A la vez se recomienda la aplicación de la vacuna contra la fiebre tifoidea ya que siempre existen el riesgo de contraer alguna enfermedad vinculada a las pobres condiciones higiénicas de estos destinos en todo lo relacionado al agua salubre y la preparación de alimentos.

Otras vacunas son la de hepatitis B, que podremos aplicárnosla si es que antes no hemos sufrido la enfermedad; tétanos-difteria, la misma que podremos aplicarnos en cualquier centro sanitario y que es recomendada para los viajeros que van un poco a la aventura y que pueden transitar por lugares donde se pueden realizar una herida o ser mordidos o arañados por algún animal.

Finalmente, en Cabo Verde hay que tener especial cuidado con los destinos donde abunden los mosquitos ya que pueden transmitir dengue (debemos contar con repelentes, insecticidas y contar con ropa ligera pero no tan descubierta) y tener en cuenta que durante los meses de septiembre a noviembre se consideran de riesgo por los casos de paludismo.