Brasil es un país sudamericano característico por su variedad de climas, orografía, por sus amplias extensiones de vegetación y por sus zonas selváticas en muchos casos no exploradas, por ello, si vamos a viajar a este país debemos seguir una serie de cuidados para no contraer alguna enfermedad tropical.

Este destino no es un país médicamente inseguro, todo lo contrario, por lo que si no procedemos de un país endémico no es obligatorio el colocarnos alguna vacuna, sin embargo, siempre que se viaja a un país tropical es importante tener especial cuidado con el consumo de alimentos y el agua.

Durante el 2014 se calcula que Brasil recibirá más de seis millones de viajeros debido al Mundial de Futbol 2014, por ello, si nosotros estamos dentro de quienes viajaran a este destino tropical, es importante saber que si deseamos sentirnos totalmente seguros podemos aplicarnos la vacuna contra la fiebre amarilla (la que si es obligatoria para turistas que proceden de países vecinos como Ecuador, Perú y Chile; o que es recomendable si vamos a visitar zonas como la de Mato Grosso, Pará, Maranhao, Acre, Amazonas, Paraná, Rio Grande, etc.

Otras vacunas recomendadas son las contra la hepatitis A, la hepatitis B, la difteria, el tétanos y la poliomielitis. Así, y dependiendo de la duración de la estancia, también podríamos aplicarnos las vacunas contra la fiebre tifoidea, la rabia, al tuberculosis y la malaria, esta última porque hay peligro de contagio en algunas zonas inferiores a los novecientos metros de altitud y debemos tener en cuenta que Brasil tiene una altitud media no muy elevada.

Los destinos donde se realizarán los principales partidos de la Copa del Mundo 2014, son Brasilia, Rio de Janeiro y Sao Paulo, no teniendo ninguno de estos destinos algún requisito de vacunación para nuestra visita.