Una de las posibilidades en que muchos piensan a la hora de viajar es la posibilidad de hacer un recorrido por Europa, una de las mejores formas y más baratas de hacerlo es con el tren. El programa Interrail, permite moverte por buena parte de los países europeos con un único ticket.
Hay muchos recorridos posibles, todo dependerá de donde empiece tu hipotético viaje, nosotros desde aquí proponemos un viaje que empezaría en España:

  • Madrid, punto de partida del viaje de nuestro Interrail. La capital de España es una ciudad con un encanto especial, donde el ambiente y la cultura se entremezclan en una atmosfera que la convierte en única. Su centro es muy recomendable para todos los que la visiten, y algunos de los lugares imperdibles son: la Puerta del Sol, centro neurálgico de la ciudad, el Museo del Prado, uno de los mejores museos del mundo, o el Palacio Real.
  • Barcelona, esta sería nuestra segunda parada, a poco más de 2 horas en el AVE, podemos llegar a una de las capitales de la Mediterránea. ¿¡Qué decir de Barcelona!? Se trata de una de las ciudades más bellas, más animadas y más cosmopolita del mundo. Con todos los edificios de Gaudí, la playa, el barrio Gótico o la Barceloneta, muchos encantos imperdibles para todo buen viajero.
  • Lyon, esta podría ser la 3ª parada, entramos en Francia por el sur vía Montpellier y Marsella, aquí el viaje puede ser un poco más largo y superar las 8 horas. En Lyon podemos visitar sus monumentos Patrimonio Mundial de la Humanidad de la UNESCO como La colina de Fourvière, donde se fundó Lyon en el año 43 a.C, el Vieux-Lyon, corazón del Lyon renacentista, la Presqu’île o la colina de la Croix Rousse, donde se desarrolló la industria de la seda en el siglo X.
  • Paris, ya que estamos en Francia es imposible no pasar por su capital, a poco menos de dos horas de Lyon. La ciudad del amor y la luz, con sus grandes avenidas y como no, visitar los grandes monumentos que la han hecho famosa en todo el mundo, la Torre Eiffel, el Molin Rouge, el Arco del Triunfo, los Champs Elysees, la catedral de Notre-Dame y la iglesia del Sagrado Corazón, entre muchos otros lugares. También la visita ineludible al Museo del Louvre, uno de los más importantes en Europa.
  • Londres, vamos en tren y una de las mejores experiencias puede ser la de atravesar el Canal de la Mancha por debajo del mar, para este ticket puede que tengamos que pagar un suplemento, pero es una experiencia que vale la pena vivir. Así que en poco más de 4 horas nos podemos plantar en la capital de Inglaterra, dispuestos a visitar sus monumentos, el Big Ben, el Covent Garden, el Buckingham Palace o pasear por los mercados de Portobello o Camden Market.
  • Un bello recorrido por algunas de las principales ciudades de Europa, todo esto es posible a un precio asequible gracias a los diversos tickets que existen de Interrail, que te permite subir a muchos trenes y recorrer muchos kilómetros. También es importante buscar alojamiento barato y con antelación para cada una de estas ciudades, una de las opciones es buscar apartamentos en cada una de las ciudades, para esto hay páginas como GowithOh, que te permiten hacer reservas en diferentes ciudades con todo tipo de facilidades a un precio más que asequible.