Lisboa cuenta con 5 líneas de tren suburbano las cuales sirven de complemento para el metro de la ciudad. Cuatro de ellos son operados por la estatal Caminhos de Ferros Portugueses (CP) y una por el consorcio privado Fertagus. Si bien el servicio es algo lento, este llega a transportar unas 500 mil personas diariamente.

Las cuatros líneas de CP son:

  • Lisboa-Cascais (línea amarilla)
  • Lisboa-Sintra (línea verde)
  • Lisboa-Azambuja (línea roja)
  • Barreiro-Sado (línea azul)

Santa Apolonia, en la Avenida Infante D’ Henrique, es la terminal más grande de Lisboa y sirve a la línea roja. Otra terminal que va cobrando importancia es la Gare de Oriente, en el Parque de las Naciones, la cual recibe a trenes de la línea roja y verde. La histórica terminal Rossio, entre las plazas de los Restauradores y del Rossio sirve a la línea verde. Se encuentra en un punto céntrico de la ciudad y del transporte, pues (está muy cerca de Santa Apolonia y Cais do Sodré. Esta última, cerca a la Plaza Duque da Terceira, sirve a la línea amarilla y va hacia la terminal de Cascais. La terminal Barreiro, en la orilla sur del río Tajo sirve a la línea azul, la cual cubre el sur de la ciudad.

En cuando a la línea de Fertagus, esta va hacia Setubal (al sur) y pasa por el puente 25 de abril.

El sistema de billetes de tren de CP tiene un sistema complejo cuya tarifa varía dependiendo de las zonas que vayas. Hay billetes simples de dos horas, billetes de 10 viajes, de 24 horas y 30 días. Para mayor información sobre las tarifas por zonas consulta la página web de CP:


http://www.cp.pt/

Los trenes de Fertagus usan un sistema de tarifas que varía por cada estación a la que vas. Tiene billetes simples, de 5 viajes y de 10 viajes. Para mayor información sobre las tarifas por zonas consulta la página web de CP:

http://www.fertagus.pt