Luxemburgo es un país pequeño. Cualquier destino puede alcanzarse en menos de una hora.

Los trenes del ducado son muy puntuales, modernos y cómodos. La red de ferrocarriles “Chemins de Fer Luxembourgeois” cubre casi la totalidad del ducado. En el sur cubre las localidades de Esch-sur-Alzette y Bettembourg. El norte está limitado a una línea que va desde la ciudad de Luxemburgo vía las localidades de Mersch, Ettelbrück, Wilwerwiltz, Clervaux and Troisvierges.

Trenes de Luxemburgo

Para moverse dentro de las ciudades, los autobuses son un medio económico y cómodo para los turistas. El único inconveniente es que todos los autobuses tienen servicio reducido los sábados. Los domingos no hay servicio. Sin embargo, esto no tiene mucha importancia ya que la mayoría de tiendas y atracciones están cerradas ese día.

Los autobuses con los números del 1 al 25 trabajan en la Ciudad de Luxemburgo. El número 16 lleva al Aeropuerto vía Kirchberg. Los que están numerados del 100 para arriba tienen rutas de pueblo en pueblo con una hora de intervalo.

Autobús de Luxemburgo

Las tarifas de los billetes son bastante baratas y sirven tanto para los autobuses como para los trenes. El precio de los pases es de €1.50 para una duración de dos horas y €4 un día. Además se puede comprar un billete de un mes de duración por €40.

La infraestructura de carreteras está en condiciones óptimas y se extiende por todo el ducado. Sea el lugar que sea, si está cercano a las carreteras será fácilmente accesible.

Para conducir en Luxemburgo sólo necesitas la licencia de tu país. La velocidad límite es de 50km/h en ciudades y pueblos. En las carreteras es de 90km/h y las autopistas de hasta 130km/h. Se conduce en el lado izquierdo de la carretera.

Carreteras de Luxemburgo

Encontrar donde aparcar en el centro de la Ciudad de Luxemburgo durante los fines de semana puede ser un problema. La mayoría de los espacios están ocupados y los aparcamientos cierran temprano. Lo mejor es aparcar el coche en las afueras y caminar o tomar un autobús al centro.

Finalmente, moverse en bicicleta es bastante recomendado. Existen caminos especializados y la vista es muy buena. Sólo ten en cuenta que los talleres de reparación son caros.