Siendo Alemania el principal país de tránsito en Europa no es de extrañar que cuente con una amplia red de carreteras y autopistas.

Tranvia en Berlin

En las primeras, el límite máximo de velocidad es de 80 a 100 kilómetros por hora, mientras que en las segundas no hay límite de velocidad aunque se recomienda un máximo de 130 km/h.

Como en la gran mayoría de lugares del mundo, el uso del cinturón de seguridad es obligatorio y es preciso desplazarse con el respectivo permiso de conducir.

Autopista en Alemania

Las carreteras federales en Alemania totalizan unos 231 mil kilómetros cuadrados de longitud; la red ferroviaria, por su parte, cuenta con 33.890 kilómetros y es una de las más grandes de la Unión europea.

Muchas ciudades de Alemania cuentan con magníficas redes de autobuses para el traslado de sus miles de usuarios, así como también con la red del metro que se conoce como U-Bahm, el cual se considera como uno de los mejores en Europa.

Igualmente es digno de mencionar el S-Bahm de Berlin, cuya red permite que toda la ciudad se encuentre debidamente conectada.

U-Bahm de Munich

La Capital de Alemania, Berlín, ha destacado en el rubro del transporte por su servicio eficiente y confortable.