Con la mayor seguridad podemos afirmarte que el tren continúa siendo un medio de transporte barato dentro de Italia. Los ferrocarriles son del Estado, aunque siempre existen algunas líneas privadas. Tiene cuatro tipos de trenes, el Pendolino es un servicio interurbano, que son de primera categoría. Luego sigue el Eurostar, esta línea logra conectar a las principales ciudades italianas con Barcelona, Hamburgo, Viena, etc. El Expresso, ofrece una gama de trenes de larga distancia, hace paradas en casi todas las estaciones, finalmente está el Diretto, que sólo hace algunas paradas intermedias en su recorrido.

Pendolino

Roma, Milán, Nápoles y Génova cuentan con servicio de metro, definitivamente es una forma rápida y cómoda en la cual puedes desplazarte por toda la ciudad, tendrás la posibilidad de conocer lugares de interés turísticos porque realizan sus paradas allí. Los billetes puedes adquirirlos en las máquinas expendedoras que están instaladas en las estaciones de metro.

El sistema ferroviario es de primer nivel, la comodidad no se compara a la de los autobuses, que cuenta con excelentes ofertas. Los billetes son válidos para 75 minutos en cualquier combinación de transporte, puedes tomar un autobús, el tranvía y hasta más de un viaje en metro. Puedes comprarlos en cafeterías, quioscos y en las taquillas de ATAC (red de autobuses y tranvías) y COTRAL (red de metros), cerciórate de llevar tu billete antes de subir a algún vehículo.

Tren de Verona

Autobus en Italia