Dinamarca es un archipiélago, por lo tanto el medio de transportes entre estos territorios es el transbordador, o también conocido ferry. Otra forma de llegar a las demás islas es alquilando un yate y navegando hasta ellas. Mientras que para desplazarte en tierra firme lo más indicado es usar el tren. Su red de ferrocarriles es excelente, además sus instalaciones son sumamente cómodas, rápidas, puntuales y sus precios no son elevados, parten cada hora hacia la Península de Jutlandia o a la Isla de Fiona.

Ferry en Dinamarca

Una gran facilidad es el fácil acceso de autobuses en las estaciones de tren, así llegarás de forma rápida a otros destinos dentro de las ciudades. El servicio del autobús, en ciudades como Copenhague, Aarhus y Aalborg tiene gran consideración con los pasajeros inválidos, un tema social que habla muy bien de este país. En Copenhague, los autobuses urbanos brindar una Tarjeta especial que te permite utilizar el autobús y el metro, además entrar gratis a algunos museos, su vigencia es de tres días y puedes adquirirla en las estaciones de metro, en aeropuertos o en las oficinas de información.

Comodidad en tren

Pero también debemos mencionar el medio más empleado en este país, las bicicletas, cuenta con una ruta especial para ellas, además de un carril especial para su correcto tránsito. Es un medio ideal para moverse a distancias cortas, pero si gozas de un excelente físico también puedes llegar a otras ciudades a través de ellas.

Bicicletas forman parte del transito