El transporte internacional para llegar a Turquía podemos hacerlo por diferentes medios.

En tren:
Desde las más importantes capitales europeas salen trenes a Estambul. Turquía está afiliado al programa `Balkan Flexipass´ del Euro Rail.

Por Carretera:
La red de carreteras de Turquía es muy amplia y se encuentra en buen estado. Las carreteras europeas E 80 y E 90 atraviesan Turquía. Para llegar desde Europa Occidental, hay dos vías. Una es por Bélgica, Alemania, Austria, Hungría, Rumania y Bulgaria. La otra, por Bélgica, Austria e Italia (Génova Venecia) y una vez allí, se coge un transbordador hasta Estambul o Izmir.
Hay carreteras que llegan desde Grecia, Irán e Irak. Puedes viajar en servicios regulares de autobuses desde Francia, Austria, Alemania, Suiza, Jordania, Irán, Arabia Saudí y Siria.
La distancia entre Madrid y Estambul es de 4.500 kilómetros.

Por mar:
Llegan numerosas empresas de transbordadores desde Italia, Chipre y las Islas Griegas con destino a los puertos de las costas turcas. Las empresas de cruceros incluyen los puertos turcos en sus rutas turísticas.

Por aire:
La principal compañía aérea turca es Turkish Airlines que une Turquía con el resto del mundo desde los aeropuertos de Estambul, Ankara, İzmir, Antalya, Adana, Dalaman y Trabzon.