Los aeropuertos principales de Suiza son los de Zurich, Ginebra, y Basel. Sin embargo, los aeropuertos de Friedrichshafen (Alemania) y Milano Linate & Malpena (Italia) están muy cerca a la frontera con Suiza. La principal aerolínea internacional del país es SWISS, la cual tiene más de 80 destinos alrededor de todo el mundo. Otras más pequeñas como Helvetic y Darwin tienen varias conexiones desde Italia y algunos otros destinos de Europa.

Aerolínea de Suiza

Tomar el tren no sólo demora más, sino que también es más caro. Sin embargo, mucha gente los prefiera gracias a la soberbia vista que ofrece Suiza. Hay varios trenes desde París a Ginebra, Lausanne (ambos 3 a 4 horas de viaje) y a Bern (4 horas y media). Zurich recibe 4 trenes diarios de Munich, y 2 trenes diurnos y uno nocturno de Viena. Todos los destinos desde Italia salen desde Milan a Zurich, Lucerne, Bern y Lausanne.

Suiza en tren

En cuanto a autobuses la oferta es más limitada. La principal empresa es Eurolines (vía su operador local Alsa-Eggman). Tiene 35 rutas directas desde las principales ciudades de Europa.

Tanto las autopistas de Suiza, como la de sus países vecinos están en excelente estado. Las únicas autopistas que no tienen peajes camino a Suiza son las de Alemania. Los Alpes sirven de barrera natural al entrar a Suiza. Por ejemplo, la ruta N5 desde Champagnole a Ginebra no es recomendada para conductores sin experiencia precia en manejo de montaña. Suiza, al no ser parte de las aduanas de la Unión Europea, es muy estricta con el contrabando. Por ello no te sorprendas si te piden detenerte sin motivo alguno, o si hay tráfico por los controles.