Al suroeste de la capital holandesa, Ámsterdam, se encuentra el único aeropuerto internacional del país, su nombre es Schiphol. Está exactamente a 18 kilómetros de la ciudad, si viajas en taxi puedes llegar en 30 minutos, mientras que en tren llegarás en sólo 15 minutos, la diferencia es la comodidad y el precio; mientras que en el primero puedes gastar 20 euros, en el segundo solo 6 euros.

Aeropuerto internacional de Amsterdam

Otros aeropuertos también forman parte del transporte aéreo pero es Schiphol la puerta principal de llegada al país. Si vienes de España, Argentina, Costa Rica, Panamá ten por seguro que tendrás una excelente vía de viaje. Ten en cuenta que llegar en avión a ciudades como Londres o Bruselas puede resultar más económico, por eso algunas personas hacen el último tramo hasta Ámsterdam, en tren o autobús.

Aeropuerto Schiphol de Holanda

Debajo del Aeropuerto Schiphol existe una gran estación ferroviaria, es completamente subterránea y ofrece un servicio de trenes que te llevarán al centro de la capital, así como a otras ciudades holandesas. También llega a algunas ciudades alemanas, así como a Bruselas, Amberes y París. Los autobuses que viajan a larga distancia son los Eurolines y se dirigen desde Ámsterdam hacia otras ciudades, importantes, de Europa, así como de África del Norte.

Instalaciones de Schiphol