Las Termas de Caracalla, también llamadas Antonianas, son una de las ruinas mejor conservadas en la ciudad de Roma. Se trata de un edificio que fue construido durante el mandato del emperador Caracalla, a principios del 200 a.C. y tuvieron una vida corta de aproximadamente 300 años.

Termas de Caracalla en Roma

Fueron construidas con un derroche de tecnología y lujo. Sus instalaciones poseían capacidad para alrededor de 2000 bañistas. Tenían pavimentos de mármol policromado, ricos estucos y capiteles finamente elaborados y mosaicos finísimos. Este complejo con dos plantas superiores y dos subterráneas se extiende en un parque de 11 hectáreas. Incluía bibliotecas, gimnasios y salas de entretenimientos, pensemos que no solamente eran un spa sino centros de reunión social de la época.

Plano de las Termas de Caracalla, Roma

Su estructura era simétrica, con la basílica y las salas de aguas, frigidarium, tepidarium y caldarium, en el centro, por eso las demás dependencias estaban duplicadas.

Mosaicos de las Termas de Caracalla

En la actualidad, el Teatro de la Ópera de Roma realiza representaciones en la temporada estival. Los amplios jardines son parques que los romanos usan habitualmente.

Get the Flash Player to see the wordTube Media Player.

Se encuentran en el Viale delle Terme di Caracalla 52, cerca de la estación Circo Massimodel Metro. Pueden visitarse diariamente desde las 9 horas hasta el atardecer, los lunes cierra a mediodía.