El Templo del Zeus Olímpico está ubicado a unos quinientos metros al sureste de la Acrópolis y era el templo más grande del Peloponeso.

Templo de Zeus Olímpico

Para ser digno del dios que llevaba su nombre, el Templo fue construido en mármol del monte Pentélico, y medía 96 metros de largo en sus lados y 40 metros de ancho. Constaba de 104 columnas corintias —cada una de 17 metros de alto— de las cuales 48 estaban colocadas en filas triples bajo los frontones y 56 en filas dobles en los lados. En la actualidad, sólo 15 de estas columnas quedan en pie hoy. La decimosexta fue derribada durante un temporal en 1852 y está todavía tendida donde cayó.

Columnas del Templo de Zeus Olímpico

La construcción del Templo se comenzó en el siglo VI AC y culminó recién en el siglo II, bajo las órdenes del emperador romano Adriano. Los planes y la colocación de cimientos empezaron durante la tiranía de Pisístrato, pero todo se paralizó al ser derrocado. Luego vendrían los macedonios que con el patrocinio del rey helenístico Antíoco IV recomenzaron la construcción. A la muerte del rey, esta se vio retrasada de nuevo. Tendrían que venir los romanos, con el emperador Adriano —un gran admirador de la cultura griega— para que finalmente se culminara. Adriano dedicó el templo a Zeus e hizo erigir una estatua de oro y marfil del dios. Al costado hizo hacer una igual de sí mismo.

Ubicado en la calle Amalias, esquina con Vassilies Olgas, la parada de metro más cercana es Akropoli. Su horario de apertura de junio a octubre es de 8:00 a 19:30 y de noviembre a mayo de 8:00 a 17:30. La entrada cuesta 2€, aunque también se puede acceder con el ticket combinado de la Acrópolis que cuesta 12€ y, además es esta, incluye la entrada a la Acrópolis, el Ágora antigua y el Ágora romana.

Reconstrucción virtual del Templo de Zeus Olímpico

Get the Flash Player to see the wordTube Media Player.