Los taxis en Ámsterdam son numerosos, pero caros. La ciudad se encuentra en proceso de liberalización del servicio de taxis el cual se ha topado con varios problemas. A pesar de ello, el gobierno ha podido establecer un sistema estandarizado y algo caro.

Taxi de Ámsterdam

La tarifa inicial en un taxi es de 7,50 euros e incluye los dos primeros kilómetros de viaje sin contar el tiempo de espera por el tráfico. Sin embargo, pasada esa distancia es una buena idea negociar la tarifa de espera con el conductor. Lo usual es 50 centavos por minuto.

Debes ser muy insistente en el tema de la tarifa dado que los taxistas de Ámsterdam son conocidos por cobrar en exceso. Por ejemplo, ningún viaje dentro del centro histórico debe costar más de 10 euros. Muchos conductores se negarán ha llevarte a distancias cortas, y si lo hacen te cobraran tarifas excesivamente altas. Insiste en que el coste se mantenga de acuerdo al taxímetro.

Taxi de Ámsterdam

Ten en cuenta que en Ámsterdam también operan taxis no licenciados y, por lo tanto, ilegales. Son conocidos como “snorders”. No son fácilmente identificables, aunque buena parte no conduce coches Mercedes-Benz. Sus tarifas son bastante más baratas, pero tienen una reputación sombría.