Uno de los momentos más “eternos” en un viaje es el de la espera en el aeropuerto, ya sea para realizar el embarque, porque hubo un retraso en el vuelo o porque tenemos que hacer un transbordo. ¿Qué hacer en el aeropuerto para no aburrirse? A continuación les damos algunos consejos.

Pasear por las tiendas y centros comerciales. Hay muchos destinos como el aeropuerto de París donde el extensión de la zona duty free ha sido tanta que nada tiene que envidiar a un centro comercial. Podemos pasear por las tiendas, comprar algunos productos, comernos algo en un restaurante o cafetería, y, sobre todo, aprovechar el que es una zona libre de impuestos. Si queremos algo más privado y lujoso de todas maneras encontraremos algún restaurante gourmet o un bar temático.

Leer. Ideal para el viajero que gusta de la lectura y que no se molestará con aprovechar las horas de espera leyendo. La lectura siempre logra atraparnos y alegarnos un poco de la realidad, algo bueno si no queremos estar mirando el reloj. De paso se evita el estar consumiendo productos que podrían disparar un poco nuestro presupuesto.


Escuchar música.
Ideal si queremos simplemente sentarnos a esperar la hora de abordaje. De paso, nos aislamos un poco de la bulla típica de un aeropuerto donde siempre hay gente de un lado al otro, están dando algún anuncio por altavoz y otros.

Finalmente, no recomendamos el echarnos una siesta si es que viajamos solos o si no tenemos muchas horas de espera pues podríamos perder el vuelo.