El Santuario de la Peregrina fue construido a partir de 1778, en el centro urbano de Pontevedra, en la Plaza de la Peregrina. Es una iglesia de estilo tardobarroco con altares neoclásicos dedicada a la patrona de la provincia de Pontevedra, íntimamente ligada al Camino Portugués. Es uno de los emblemas de esta hermosa ciudad.

Tiene planta de forma de concha de vieira, símbolo de los peregrinos del Camino de Santiago, y dentro de ella se inscribe una cruz.

En su interior nos sorprende una pila para el agua bendita hecho en una concha de molusco traída del Pacífico por Méndez Núñez. La imagen que preside el altar fue traída por peregrinos franceses que realizaban el Camino de Santiago, y se encuentra vestida con esclavina y en su mano el bordón y la calabaza.

La fachada principal del santuario está precedida de un atrio con escalera, perimetrado por una balaustrada, al pie de la que hay una fuente de piedra. En lo alto, una hornacina contiene la imagen de La Peregrina del siglo XIX.

Las visitas se pueden hacer durante todo el año, en horario de culto.