En el Campo dei Miracoli, perdida entre callejones y canales del este del sestiere de Cannaregio, fuera de las murallas medievales de Venecia, encontramos la Iglesia de Santa Maria dei Miracoli (Santa María de los Milagros). Es la iglesia preferida de los venecianos para casarse.

Este bello templo, ejemplo del renacimiento veneciano, fue construido a fines del siglo XV, y alberga los restos del Cardenal Girolamo Castaldi, quien financió la obra. Este diseño de Pietro Lombardo define, para muchos, el estilo del Quattrocento Veneciano.

Get the Flash Player to see the wordTube Media Player.

Destaca especialmente por la curiosa forma de su fachada de mármoles polícromos, que dicen son los sobrantes de la construcción de la Basílica de San Marco. Su parte superior semicircular tiene un rosetón central rodeado de otros tres de menor tamaño y presenta gran cantidad de elegantes bajorrelieves. Su forma es comparada con la de un joyero.

En el interior, los mármoles coloridos dan un efecto cromático peculiar. Una gran escalinata conduce hasta la Madonna col Bambino, de Nocolò di Pietro, que preside el altar. La cubierta, con forma de bóveda de cañón, está revestida de artesonados decorados con las caras de los profetas. Las pilastras y el rodapié de la nave presentan curiosos bajorrelieves de sirenas y tritones.

La iglesia puede visitarse de lunes a sábados entre las 10 y las 18 horas, y los domingos de 13 a 17 horas. La entrada cuesta 2€.