A fines del siglo XIII se iniciaron las obras de la Basílica de la Santa Croce bajo las órdenes de Arnolfo Di Cambio, en el centro histórico de Florencia, que ha sido nombrado Patrimonio de la Humanidad. Con el tiempo fue incrementando su riqueza artística y decorativa.

Santa Croce de Florencia

El templo tiene planta de cruz egipcia, en forma de “T”, de estilo gótico austero. Posee tres naves, y la nave central es muy grande y solemne, reflejando las virtudes de sencillez y pobreza de la orden. Tiene muchas capillas dedicadas a familias burguesas florentinas y frescos originales de Giotto y otros grandes maestros.

Plano de planta de Santa Croce

Muy interesante es la intervención de Brunelleschi en el Claustro y en la Capilla Pazzi. Pero lo más destacado es que la Basílica alberga las tumbas de hombres muy importantes de la historia. Por ejemplo: Galileo Galilei, Miguel Ángel o Maquiavelo, entre otros, se encuentran en el templo.

Miguel Ángel en Santa Croce

En 1966 sufrió graves daños en su patrimonio a causa de la inundación de la ciudad, pero los trabajos de restauración fueron casi milagrosos, quedando como ejemplo.

Cimabue en Santa Croce

El horario de visita es diario, de 9:30 a 17 horas. Los festivos de 13 a 17 horas. Hay cuatro clases de entradas: General, de 5€; Reducido para niños de 11 a 17 años, 3€; Familia, para padre e hijo, 5€ y Gratuito para discapacitados y residentes. La entrada da acceso a todo el complejo: la Basílica, el Claustro, Museo y Capilla Pazzi.