Helmut Kiene, el primero que se atrevió a atarse una cuerda a los pies y saltar desde un puente, no imaginaba que su salto causaría tanta emoción en el mundo entero. Eran los años setenta.

Saltos de Puenting

Su salto lo realizó entre dos puentes separados por 50 metros. Para esto, desarrolló la técnica del péndulo que consistía en atar una cuerda en el extremo contrario del puente al que quería llegar. Al momento de saltar creó un movimiento pendular.

Saltos de Puenting desde puente

Ahora existen distintas modalidades de salto como el Goming, que también es un movimiento pendular pero con una cuerda rígida. Esto ha permitido la evolución del uso de materiales elásticos, que permiten saltos más altos y largos que brindan mayor seguridad.

Saltos de Puenting con cuerda

La diferencia es que en el puenting el salto es totalmente vertical y con cuerda elástica. Otra modalidad de la caída libre es el puenting inverso, en el que el aventurero no parte de arriba, sino desde abajo. Al llegar a la cima se desprende y abre un paracaídas. Algo más extremo todavía.

Saltos de Puenting caísa libre

Caída Libre.

Get the Flash Player to see the wordTube Media Player.