El Monumento Natural del Roque Nublo, se encuentra en el centro geográfico de la isla de Gran Canaria, en el municipio de Tejeda. Es un monolito rocoso de origen volcánico que forma parte del Parque Rural del Nublo.

Se formó por erosión de los materiales. Tiene una superficie de 452 hectáreas y no hay población humana dentro de su territorio. Alberga en su interior el Monte de Utilidad Pública de “Cortijo del Nublo”. Constituye el símbolo natural de la isla, por su singularidad. Su silueta destacada alcanza los 80 metros y se eleva 1.813 metros sobre el nivel del mar. Su gran altitud lo convierte en uno de los más grandes del mundo.

Posee gran interés arqueológico, porque para los pobladores indígenas prehistóricos de la isla era un lugar sagrado donde se realizaban ceremonias religiosas.

Es un área de sensibilidad ecológica que aloja flora autóctona compuesta por el pino canario y góngaros, bejequillos y magarzas, entre otras plantas. Mientras que la fauna más representativa son las aves rapaces y otras de interés especial como el alcaudón y la alpispa. Además podrás encontrar muchos reptiles como lagartos y lagartijas.

Si tienes la posibilidad de escalar hasta el Roque Nublo no te arrepentirás, las vistas maravillosas que tiene hacen de él uno de los mejores miradores de la isla de Gran Canaria.