Puedes empezar tu visita en Ciudad del Cabo, es la segunda capital que más población tiene en Sudáfrica, aparte de sus playas, su atractivo natural más importante es la Montaña de la Mesa, puedes usar el teleférico o hacer una excursión para llegar hasta su cima. Luego podrás continuar tu recorrido por la ciudad, el centro es conocido como City Bowl donde podrás recorrer el Castillo de Buena Esperanza, Museo Sudafricano, tómate un tiempo para visitar el muelle de Victoria y Alfred que se encuentra al norte del centro, podrás pasar buenos ratos en los restaurantes, tiendas y un recién inaugurado acuario.

Ciudad del Cabo

Siguiendo por la costa, en la provincia del Cabo Occidental llegarás a la Garden Route, una extensa área de bosques, que son rodeados por lagunas que se extienden por dunas y playas de arena blanca. Es realmente el destino perfecto si gozas de los deportes acuáticos, además no tienes por qué temer del clima, durante todo el año es agradable y caluroso.

Montana de la Mesa

Johannesburgo o la Ciudad del oro es la ciudad más grande de Sudáfrica, puede resultarte un poco fuera de gusto, porque al crecer rápidamente, su apariencia no es fina, ni elegante. Pero te recomendamos verle el lado bueno porque la mayoría de vuelos internacionales aterrizan aquí. Sólo se precavido a la hora de pasear por sus calles, no mostrar tus objetos de valor.

Edificios de Johannesburgo