Al País Vasco le sobran atracciones. Hay posibilidades de diversión para todos ya sea que estés en Vizcaya, Guipúzcoa o Álava.

Empezando por Vizcaya, la ciudad de Bilbao alberga el famoso Museo Guggenheim, uno de la más modernas y vanguardistas joyas de la arquitectura. Un museo donde encontrarás las más variadas exposiciones de arte. Tampoco te puedes dejar de visitar el Estadio de San Mamés, llamado la “Catedral del Fútbol”, por ser uno de los más antiguos de España. Saliendo de Bilbao, encontrarás las playas de Mundaka, Sopelana y Guetxo, muy visitadas por turistas y por los amantes del surf de todo el mundo.

En Guipúzcoa entrarás bellas áreas como la ciudad de San Sebastián, mundialmente conocida por el Festival Internacional de Cine, donde acuden las celebridades del momento. La Bahía de La Concha es una de las vistas más bellas a la ciudad. Tiene algunos de los balnearios más glamorosos de la costa norte española.

En Álava, encontrarás la capital de la Comunidad Autónoma: Vitoria. Ahí encontrarás algunas de los palacios e iglesias más complejas y admirables del País Vasco. Destaca el Palacio de Villasuso, el Palacio Montehermoso, la Basílica de Armentía y la Catedral de Santa María. Además, Vitoria está rodeada del llamado “Anillo Verde”, un conjunto de parques que de unas 530 hectáreas. Son idóneos para caminar o ir en bicicleta.

Si se busca actividades fuera de la ciudad, está el célebre Tour del tren La Robla, que parte desde Bilbao. Una experiencia de lujo que te lleva a los pueblos y villas menos explorados del País Vasco. En general, no te puedes perder el fantástico campo de esta Comunidad, y sus altas montañas que han permitido a los vascos ser tan únicos respecto al resto de Europa.